La casa de apuestas afirma que cerrará sus cuentas la víspera de la entrada en vigor del nuevo régimen británico de licencias.

Pinnacle Sports se ha convertido en el último operador offshore (operando desde el exterior) en anunciar que se retira del mercado británico debido a la próxima implementación de un nuevo régimen de licencias en el negocio de las apuestas en línea.

En un comunicado emitido ayer para todos sus clientes, el operador asiático dijo que se verá obligado a cerrar todas las cuentas de sus clientes registradas en las Islas Británicas a partir del 30 de septiembre, el día previo a la entrada en vigor del nuevo sistema de licencias.

?Debido a los inminentes cambios que se avecinan en la regulación del juego, Pinnacle Sports dejó de ofrecer servicio a partir del 30 de Septiembre de 2014 a los jugadores residentes en Gran Bretaña?, se leía en el comunicado emitido por la firma.

?Agradecemos a todos los apostantes británicos la confianza depositada en Pinnacle Sports y, en caso de obtener una nueva licencia en el futuro, nos sentiremos muy felices de contar de nuevo con su confianza.?

De acuerdo con la nota difundida por el sitio web de la Comisión del Juego, Pinnacle solicitó una licencia de explotación; sin embargo, debido a que el operador está actualmente licenciado en Curacao, no ha podio solicitar la licencia transitoria disponible para aquellas empresas que aparecen en la denominada ?lista blanca de operadores?.

El anuncio de Pinnacle llega después de que una serie de operadores offshore decidieran retirarse total o parcialmente del mercado británico.

SBObet, 12Bet y Mansion revelaron la semana pasada que iban a reducir sus operaciones en el país. Mientras tanto, a principios de esta semana, 32Red cerró un acuerdo para comprar la base de datos de clientes británicos de Go Wild después de que el casino hubiera decidido retirarse del mercado.

La noticia se conoce después de Locus Gaming Jack Gold Casino, la marca insignia licenciada en la Isla de Man, se viera obligada a detener ayer mismo las operaciones, tras el fracaso en el último momento de las conversaciones para la venta de su negocio.

En declaraciones a eGaming Review, el presidente ejecutivo Ed Andrewes dijo que la compañía estaba explorando en estos momentos otras vías de financiación con la esperanza de ser capaces de encontrar una solución a la actual situación durante la próxima semana.

Andrewes también dijo que los fondos de los clientes estaban protegidos y disponibles para su retiro inmediato en cuanto éstos lo solicitaran.