Las apuestas en directo requieren un equipo bien configurado para sacar el máximo partido a nuestras apuestas. En este artículo analizamos la configuración típica que debe tener nuestro equipo y qué podemos hacer para evitar desastres en los mercados.

Apuestas en directo en casas de apuestas online

Equipo básico del apostante

En primer lugar, es obligatorio contar, como mínimo, con un ordenador portátil o de escritorio. Muchos operadores también cuentan con varios monitores en sus equipos, y es frecuente ver configuraciones con cuatro o más monitores.

Algunas casas de apuestas que se anuncian mucho en la televisión, están interesadas en promover el uso de dispositivos como teléfonos PinnacleSports - Mejores Cuotasmóviles o tabletas para operar. Sin embargo, no nos parece la forma ideal de hacerlo, ya que son dispositivos cuya frecuencia de actualizaciones es más lenta, y ofrecen menos opciones para apostar que la página web original. Pero, dicho esto, tales dispositivos pueden ser muy útiles si nuestro equipo sufre un problema imprevisto y nos vemos obligados a gestionar nuestra posición con rapidez en un caso de emergencia.

Por otra parte, el uso de APIs (Application Programme Interface) en teléfono móviles o tabletas está muy limitado. Existe software de terceros que brinda a los operadores la posibilidad de automatizar operaciones tales como la introducción de stop-loss: opción que nos permite colocar un límite automático a nuestras pérdidas en caso de que la operación se haya vuelto contra nosotros. En las apuestas tenísticas, estas APIs son especialmente útiles si operamos durante los juegos de servicio, ya que muestran frecuencias de actualización rápidas que son esenciales para conseguir cruzar operaciones en períodos cortos de tiempo.

En Vivo no significa necesariamente instantáneo

Algo que los nuevos operadores no suelen apreciar es que, lo que llamamos imágenes ?en vivo? -las cuales llegan a nosotros a través de televisión terrestre, satélite o transmisión de vídeo en Internet-, no están sucediendo necesariamente en el momento que las vemos. Dichas imágenes llegan a nosotros al menos con una latencia de cinco segundos, e incluso más, lo que no es inusual. Es más fácil observar una televisión de gran pantalla que un monitor, sin embargo, la televisión en vivo puede llevar incluso más retardo que la transmisión vía Internet.

El denominado court-siding consiste en colocar a una persona entre la multitud del estadio, la cual pasa el dato en riguroso directo a otra persona situada frente a un terminal de apuestas. Pues bien, este fenómeno ha estado últimamente en los noticieros de todo el mundo debido a la detención de un ciudadano inglés durante la celebración del Open de Australia. No es necesario mencionar la ventaja de cinco a diez segundos obtenida por una persona que ve el encuentro en el estadio sobre aquellos otros espectadores que lo ven por televisión o Internet.

Es importante para los apostantes reconocer el hecho de que siempre habrá alguien que tenga acceso a la información más rápido que ellos. Muchos partidos no se encuentran disponibles para ver en directo, por lo que apostar en vivo requiere de una web que proporcione resultados en tiempo real. Hay muchos en la red, y tienen tiempos de refresco muy similares. La diferencia radica en las facilidades que brindan a los usuarios y en el manejo de sus características, por lo que es importante seleccionar el que mejor se adapte a nuestras necesidades.

La importancia de contar con un plan de respaldo

Como quedó dicho al principio, es realmente necesario contar con un plan de respaldo, sobre todo si nuestro equipo, nuestro proveedor de Internet o la casa de apuestas on line tienen problemas de fiabilidad. Es raro que, a diferencia de un apostante pre-partido, un apostante que opera en vivo desee exponerse a perder completamente su apuesta, por lo que lo más normal será que tenga planificado un punto de salida, tanto si la cosa se pone fea (stop loss) como si va a su favor (take profit). Por tanto, será necesario tener un plan de respaldo para el caso de que surjan problemas, ya que, aunque raramente, estas cosas ocurren.

Aquí van algunos sistemas de respaldo recomendados:

  • Un iPad o iPhone para el caso de problemas en nuestro equipo habitual.
  • Una conexión 3G sobre un iPhone (o similar) para el caso de fallos en la WIFI. Esto puede ser utilizado para seguir nuestras posiciones en una tableta o un teléfono móvil.
  • Asimismo, podemos utilizar el teléfono móvil como punto de acceso a Internet, activando las capacidades WIFI del dispositivo a partir de la recepción 3G, para conectar a ella nuestro equipo portátil o de sobremesa.
  • Cuentas abiertas en varias casas de apuestas para el caso de que la web a la que estemos conectados deje de prestar servicio o esté experimentando problemas de refresco o latencia al entregar la información.

Cubrirse con estas opciones es altamente recomendable en caso de errores tecnológicos. Como comentamos anteriormente, en la operativa de apuestas, un apostante pre-partido se juega una cantidad mucho mayor que la que podría dejar marcada como stop loss, ya que una pérdida completa de lo invertido podría resultar desastrosa. Contar con estas tres soluciones de respaldo al apostar en vivo nos ayudará a evitar un desastre de estas proporciones.

Artículo proporcionado por Pinnacle Sports y traducido por Centroapuesta.