Tradicionalmente, todos aquéllos que deseaban invertir su dinero en una actividad potencialmente lucrativa miraban siempre hacia los mercados de valores.

Inversiones de bolsa de valores

 

La contemplación de esas acciones que crecen a tasas significativas (véase Apple, Microsoft o Amazon, entre otras) ha dado a las bolsas la reputación de ser el lugar perfecto para hacer una fortuna. Sin embargo, tales fortunas pueden irse tan rápido como llegaron.

Por ejemplo, el famoso inversor Warren Buffett perdió unos 750 millones de dólares tras invertir en Tesco, viendo cómo se desplomaba el precio de las acciones de esta compañía. No hay nada garantizado, de ahí que surja siempre la misma pregunta: ¿hay alguna alternativa?

Muchos creen que sí la hay: invertir en apuestas deportivas.

En primer lugar, sin embargo, debemos abordar las diferencias entre un jugador experimentado (o inversor) y un jugador discrecional (un aficionado). Bono de 100 Euros en Bet365 al Darte de Alta

Un “jugador experimentado” es alguien que conoce los fundamentos de la gestión del dinero y la búsqueda de ventajas, una persona que se propone metas realistas a largo plazo.

Un “jugador discrecional” es una persona que apuesta por impulso, lo que llamamos “corazonada”, pero sin proponerse metas ni estrategias a largo plazo.

Para tener éxito, es necesario saber cómo obtener ventaja sobre el mercado, además de tener una sólida comprensión de lo que es la disciplina y cómo se debe aplicar.

Aquí van unas cuantas razones acerca de por qué las apuestas deportivas pueden ser una inversión sólida si sabemos utilizar la aproximación correcta.

1. La gestión es sencilla.

La posibilidad de mantener múltiples cuentas en diferentes casas de apuestas hace de las apuestas deportivas algo fácil de gestionar.

Se pueden conseguir los mejores precios manteniendo varias cuentas. El crecimiento de la industria electrónica permite gestionar nuestros fondos de una manera incluso más sencilla de cómo lo era anteriormente.

Las apuestas deportivas como inversión

Conseguir el mejor precio es tan simple como hacer una transferencia bancaria a un monedero electrónico, y de ahí a las distintas casas de apuestas elegidas, de forma que sea posible maximizar el beneficio.

Hacer esto solía ser algo casi imposible pocos años atrás, pero la tecnología ha ayudado a convertirlo en un proceso fácil de ejecutar, incluso para los principiantes.

2. Información pública disponible.

Averiguar cierta clase de información sobre una empresa que cotiza en bolsa puede ser verdaderamente complicado.

Cualquier información hecha pública podría ser una cortina de humo para tapar las cosas que suceden en despachos sin acceso público, por lo que es difícil confiar en la información disponible al público en tales mercados.

De ahí que en estos mercados, la búsqueda de la “ventaja” se convierta en algo muy complicado. Con las apuestas deportivas, el asunto es mucho más simple.

Las noticias acerca de los equipos están casi siempre disponibles si sabemos buscar en los lugares adecuados. También podemos consultar estadísticas en línea, que nos ayudarán a hacernos una buena idea acerca del estado de forma de los distintos equipos.

3. Comisiones más bajas.

Los consejeros expertos en el mundo financiero son caros.

Conseguir buenos consejos de inversión en mercados de bolsa tiene un precio prohibitivo, exclusivo para inversores serios y poseedores, como no podría ser de otra manera, de cuentas corrientes abultadas.

Tales consejeros cargan elevadas comisiones, o tipos fijos, por su consejos, Recibe 100 Euros en William Hill al Registrartepor lo que aún resulta más difícil obtener un beneficio, ya que primero es necesario recuperar la comisión pagada por el consejo de inversión.

Esta clase de honorarios dejan fuera a la mayor parte de la gente. Las apuestas deportivas son mucho más asequibles; si tenemos el tiempo necesario, es posible incluso generar análisis propios y elaborar nuestros propios consejos sin pagar un céntimo.

El problema es que la mayoría no tenemos tiempo para hacerlo, por lo que lo normal es pagar a alguien que lo haga por nosotros.

Esta es la mejor manera, también la más lógica, de adentrarse en el mundo de las apuestas deportivas: pagar a un experto una pequeña cantidad que nos deje el margen suficiente de dinero para entrar al mercado, un margen que podrá ayudarnos a hacer que nuestra pequeña inversión pueda labrarse un largo camino.

4. Bankroll más barato

El bankroll es, posiblemente, la mejor ventaja que tiene el hecho de elegir las apuestas deportivas sobre los mercados de valores. Normalmente, un apostante deportivo capaz de realizar una buena gestión del dinero y contar con una sólida estrategia, colocará un máximo aproximado del 3% de su bankroll en un partido determinado.

Esto implicaría que cada 40/50 apuestas sumarían el total de nuestro bankroll. Por tanto, con un bankroll de 5000€, tendríamos la posibilidad de multiplicarlo por 15/20 anualmente (€ 75k- € 100k).

Pero siendo siendo un poco más realistas, descubriremos que un pequeño retorno de la inversión (ROI) podría acabar dando grandes beneficios; por ejemplo, un ROI del 5% haría que nuestro bankroll se duplicara anualmente.

Este tipo de rendimiento del capital es lo que hace que las apuestas deportivas puedan considerarse una opción mas que viable.

Para concluir, diremos que las apuestas deportivas son una alternativa realista a los mercados de valores, siempre que conozcamos su funcionamiento y seamos capaces de mantener la disciplina.

Debemos utilizar el conocimiento experto de aquellos cuyo trabajo se centra alrededor de la industria.

Con tanta información disponible, es casi imposible que ésta pueda ser absorbida por una sola persona, de ahí que el hecho de acudir a expertos y especialistas sea una costumbre muy valiosa que nos permitirá permanecer diversificados e imparciales con respecto a la toma de decisiones.

Si a ello añadimos el hecho de que las inversiones en apuestas deportivas no se verán afectadas durante una recesión económica, podremos caer en la cuenta de que hay enormes ventajas en el hecho de invertir en estrategias relacionadas con las apuestas deportivas.

Redactado por BetAdvisor y traducido por Centroapuesta.