Quedan pocos deportes donde sea posible el empate como forma de terminación de un encuentro, en los deportes americanos esto no es posible (NFL, NHL, NBA, MLB), tampoco en el baloncesto europeo, o en el tenis. Entre los deportes más seguidos únicamente el fútbol permite la finalización de un encuentro con empate, y en igual sentido el balonmano.

Estrategia del empate en balonmano
¿Por qué hablar de la estrategia de apuestas al empate en balonmano y no en fútbol? Pues la clave es clara, porque las cuotas no tienen nada que ver, en un partido previsiblemente igualado con cuotas para la victoria 1,70 – 2,70 nos encontramos con cuotas para el empate en torno a @ 10, ¿qué significa esto? Pues que seleccionando bien los partidos para apostar y teniendo en cuenta las recompensas que tiene el acierto nos bastaría con acertar una vez de cada diez veces que se apuesta.
A modo de ejemplo en la ASOBAL hasta el momento presente en el que se han disputado 15 jornadas de Liga ha habido 16 empates, es decir, a más de uno por jornada, como cada jornada ha tenido 8 encuentos esto hace un total de 120 partidos en los que ha habido 16 empates, es decir, un 13,33% , que en realidad es superior porque habría que quitar los partidos del Barcelona que no están como para empatar y cuya cuota además hubiese sido muy superior, es decir, que habiendo hecho apuestas sistemáticas al empate en la ASOBAL del mismo importe hubiésemos tenido un volumen de acierto superior al 15% que teniendo en cuenta el rango de cuota en el que se manejan los empates en balonmano nos acabaría dando un resultado positivo al menos en este tramo de la temporada.
Si además hubiésemos sido aún más selectivos y determinaramos más claramente los partidos en los que el empate es más probable por las condiciones de ambos equipos, el porcentaje de rentabilidad subiría aún más.

Artículo redactado por Artista.*