Efectivamente no todos los encuentros entre dos equipos se han de desarrollar igual, pues no depende únicamente el factor cancha o momento, sino también el tipo de competición. Esto es un factor diferencial vital en los encuentros de Liga y Copa.

                        Diferencias entre partidos de liga y copa
 
La diferencia inicial parte del hecho de tratarse de dos competiciones distintas a los que los distintos equipos dan una importancia diferente en función de su situación competitiva o histórica. Hay equipos como el Athletic de Bilbao para los que la Copa es y será siempre una prioridad competitiva estén como estén clasificados en la Liga, y otros para los que la Copa es una competición estorbo pues están centrados en objetivos propios en la Liga, aparte de que la Copa en los últimos tiempos tampoco da lugar a las sorpresas de otros tiempos y los últimos campeones vienen siendo equipos grandes.
 
Otro condicionante claro de apostar en estos encuentros es el hecho de que el primer encuentro siempre va a tener un replay por lo que se intenta dejar viva la eliminatoria para ese segundo encuentro. En general los primeros partidos de una ronda de Copa son mucho más under que los de Liga entre ambos equipos, y los segundos partidos de una ronda de Copa son mucho más over que los de Liga entre ambos equipos. Se trata de una cuestión meramente competitiva, llegar con vida al segundo encuentro, y jugarse la vida en ese segundo pues no hay colchón de un tercer encuentro ni de unas 20 jornadas más como ocurre en la Liga.
 
 
Artículo suministrado por Artista.*