Para muchos aficionados a las apuestas deportivas, el moneyline y el over/under son poca cosa de cara a la Super Bowl. El problema con el Súper Domingo reside en el hecho de que los apostantes sólo tienen un partido al que apostar.

Apostando en tipos de apuestas menos comunes

Hay muy pocas opciones. Así que, llegado este momento, ¿qué debemos hacer como apostantes inclinados al hándicap en los partidos de fútbol americano? ¿Meter todo nuestro dinero a esas dos opciones? El truco para tener éxito con las apuestas deportivas descansa en la diversificación, en una gestión sólida y en ser fiscalmente responsables.

Así que, este es el momento de centrarse en la oferta de apuestas para la Super Bowl. Y cuando hablamos de apuestas, no nos estamos refiriendo al resultado del lanzamiento de la moneda al aire o quién hará el primer touchdown. Estas no son buenas apuestas, daría lo mismo tirar nuestro dinero a la mesa de ruleta o a las máquinas tragaperras. Lo mejor es alejarse de ellas.

Lo más aconsejable es apostar en los distintos over/under ofrecidos, como cuántas yardas hará el quarterback o el total de yardas recorridas, entre otras. El asunto está en encontrar unas cuantas buenas apuestas paralelas, entre tres y cinco, de este tipo sobre las que hacer over / under, y repartir nuestro capital entre todas ellas

Es mejor decidirse por propuestas sólidamente apoyadas en estadísticas y hechos y, a ser posible, que ofrezcan únicamente dos resultados posibles. Cualquier otra elección disminuye drásticamente nuestro margen de beneficio. Esta es una de las razones por las que apostar para ver quién se hará con el primer touchdown del partido es un error.

Es más, si nos decidimos a poner nuestro dinero en el total de yardas que recorrerá un quarterback, por ejemplo, tendremos que asegurarnos de haber tenido en cuenta todos los aspectos del juego, incluyendo al propio equipo y al conjunto rival. Esta no es una apuesta hecha con el corazón, así que, cuanto mejor sea nuestro análisis de la situación, mayores serán nuestras posibilidades de ganar.

Bono de 100 Euros en Bet365Otra cosa que siempre debemos hacer es diversificar nuestras apuestas. Podríamos llegar a pensar que entrar a apuestas prop o paralelas es una forma de diversificar. Si lo hacemos, debemos procurar dividir nuestras apuestas en ambos equipos.

En otras palabras, poner todo nuestro dinero a un equipo dominante puede ser muy peligroso, por lo que lo más conveniente es seleccionar apuestas que impliquen a los dos equipos. Por ejemplo, apostar por un quarteback que lanzará más de 300 yardas, mientras que el quarterback del otro equipo lanzará menos de 275 yardas. Y lo mismo puede decirse de receptores (receivers) y corredores (running backs).

Podemos cubrir nuestras apuestas poniendo 2 unidades al Quarterback A y 1 unidad al B. No estamos tratando tanto de compensar pérdidas como de aumentar nuestras ganancias. Debemos hacernos preguntas del estilo: si el Quarterback A va a lanzar más de 300 yardas, ¿cuáles son las posibilidades de que el B haga lo mismo? ¿Es tan bueno como A, son igual de fiables sus receptores, o cuán sólida es su primera línea?

No estamos haciendo apuestas salidas de la nada. Estamos sopesando el rendimiento previo de los equipos, enfrentamiento pasados, experiencia y tácticas de juego. La idea subyacente está en asegurarnos de que no podemos todo a un solo equipo. Incluso apostar por el under del otro equipo podría ser una buena elección.

Finalmente, debemos ser cuidadosos con el porcentaje del bankroll que dedicamos a la Super Bowl, y recordar que esto es solo un partido. Normalmente, deberíamos apostar entre el 2% y el 5% en un único evento. Veamos un ejemplo: tenemos un bankroll de 6.000€. Si utilizamos el 5%, utilizaremos 300€ del total en este partido.
PinnacleSports - Mejores Cuotas para apuestas a la NFL

Dedicando 100€ a cada apuesta, podríamos acceder a tres opciones como máximo. Si quisiéramos optar a más apuestas, nunca deberíamos sacar más dinero del bankroll, sino reducir el tamaño de las apuestas. Utilizar porcentajes del 10%, 15% o 20%, podría dejarnos en peor situación de la que teníamos al inicio del partido.

Por tanto, si queremos hacer más apuestas con nuestros 300€, deberíamos reducirlas a 50€, por ejemplo, lo que nos da seis posibilidades de apuesta. Y así hasta el infinito, podríamos optar a quince apuestas de 20€ cada una. El asunto está en que a partir del desglose que hagamos, podamos poner cuatro unidades a spread, dos a over/under y nueve o más a apuestas paralelas, dando más peso a las opciones que puedan ser más rentables y con las que nos sintamos más seguros.

Lea también: Entendiendo qué es el Point Spread o diferencial

En caso de seguir este plan, en el peor de los casos perderíamos 300€; y en el mejor, podemos engordar nuestro bankroll con una cantidad muy parecida. O sea, no vamos a hacer saltar la banca en la Super Bowl, pero posiblemente hagamos algo de dinero al tiempo que protegemos nuestro saldo total y el dinero que hayamos podido ganar durante la temporada.

Depende de nosotros comportarnos como apostantes inteligentes y buenos gestores de nuestro dinero durante el Súper Domingo. Debemos recordar que, por lo que respecta a las apuestas, se trata de un partido más. En lugar de comprometer un montón de dinero en un solo evento, debemos dirigir nuestra mirada a otros deportes, como la NBA, la NHL e incluso la MLB. Eso también es diversificar, y ya sabemos que en la diversificación reside la clave del éxito a largo plazo.

Redactado por Madduxsports.com y traducido por Centroapuesta.