Estrategia Martingala al empate

La Martingala es por definición un error estratégico que puede funcionar coyunturalmente pero que es estadísticamente imposible de soportar a no ser que se cuente con un bank ilimitado, algo que no entra en la normalidad precisamente.

Estrategias de apuestas bajo errores estratégicos
Como todos sabemos consiste en hacer una apuesta sistemática a un resultado concreto, y que como ejemplo se suele usar el de la ruleta.

Desde luego a largo plazo y si las cuotas están bien colocadas resulta imposible ganar con este sistema, y en caso de obtener beneficios los mismos serían irrisorios pues las cuotas están establecidas en función de la probabilidad estimada y descontando el beneficio de las casas, por lo que lo normal con cierta fortuna es tener pérdidas en este tipo de apuestas.

Como ejemplo paradigmático se ha puesto en muchas ocasiones el tema del empate en balonmano, deporte en el que las cuotas son bastante elevadas para ese resultado, y después de haber hecho un seguimiento de los empates que se producen y las cuotas que nos ofrecen el resultado final es que se acaba perdiendo el margen de las casas, y en caso de acierto se gana poco.

Todo esto usando una Martingala controlada con stake plano, si lo que se pretende es ir doblando la apuesta para recuperar pérdidas la única posibilidad final es la ruina del bank. Personalmente creo que las apuestas al handicap asiático son mucho más ventajosas para cualquier apostante a largo plazo, pero para gustos los colores.

Estategia al Over/Under

Esta es una apuesta básicamente estadística para las casas de apuestas que tienen en cuenta los resultados que los equipos van obteniendo en la competición a la hora de colocar las líneas, es decir, las mismas están colocadas de una forma puramente objetiva y es un escenario interesante para encontrar apuestas con value.

Pero entiendo que es un error utilizar estas apuestas de forma sistemática para apostar pues al final se acaba cayendo en la visión estadística, que suele quebrar por momentos de juego, circunstancias extracompetitivas, lesiones, etc., y esas son las cosas que uno ha de aprovechar en estas líneas de over/under, es decir, estar atento a circunstancias objetivas o subjetivas que hagan previsible que la línea estadística quiebre.

Artículo sumistrado por Artista.