Los equipos de la NBA se enfrentan con frecuencia a largas giras de partidos fuera de casa, habiendo disputado una media de 261 encuentros por temporada en esta clase de turnés. ¿Rinden peor los equipos durante los días que pasan en la carretera? Investigamos en este artículo estas secuencias de partidos para ver qué nos pueden decir de cara a nuestras apuestas.

A lo largo de la temporada 2012 de la NBA, los equipos visitantes ganaron el 41,6% de los partidos. Sin embargo, cuando las franquicias estaban de gira para disputar más de un encuentro, ganaron el 42.3% de sus duelos fuera de casa, un aumento del 0,7%.

Esto va en contra de lo que la mayoría de los apostantes podrían llegar a creer: los equipos ganaron más partidos como visitantes cuando estaban de gira que en partidos individuales.

Bajo_rendimiento en NBA

Dos es el número mágico

Y lo que aún es más interesante, cuando los equipos están embarcados en giras de dos partidos consecutivos, tienen un mejor porcentaje de victoria (44,4%) que la media (42,3%): un aumento del 2,1%. Sin conocer la razón, los equipos fueron más eficientes fuera de casa cuando jugaban dos encuentros consecutivos, en lugar de partidos individuales o giras más largas.

Caída durante el tercer y cuarto partidos

A pesar de comportarse por encima de la media durante las giras de dos partidos, los porcentajes de victoria de las franquicias bajan dramáticamente cuando llegan al tercer y cuarto partido.

Cuando un equipo juega tres o cuatro partidos consecutivos fuera de casa, su porcentaje se reduce al 37,2% y 37,1% respecto a las cifras dadas en el párrafo anterior, es decir, un 5,1% y un 5,2% menos respectivamente.

Hay factores externos que pueden afectar a las plantillas durante las giras largas de tres o cuatro partidos consecutivos como visitante.

Con frecuencia, cuando los equipos salen de gira, juegan dos partidos en dos días (back-to-back), lo cual influye en el rendimiento de los jugadores y en su fatiga, debido a la ausencia de tiempo de recuperación, y además, suelen jugar el doble de partidos back-to-back fuera que en casa.

Confianza: un factor que crece cuanto más tiempo se juega fuera

Una idea comúnmente asumida por el público, reside en creer que, visto lo anterior, cuanto más tiempo dure la gira de un equipo, más derrotas va a sufrir. Sin embargo, analizando los datos de la temporada anterior, todas las secuencias situadas entre cinco y nueve partidos, han obtenido un porcentaje de victorias superior a la media (42,3%).

La confianza puede ser el factor a tener en cuenta detrás de esos resultados imprevistos, ya que, durante la gira, cada victoria galvaniza al equipo, dándole fuerza para luchar contra la fatiga y la falta de motivación.

Otra razón que se esgrime reside en que, cuanto más largas son las giras, más días de descanso vendrán después. Eso ayuda también a combatir la mentalidad de asedio que aparece en la plantilla durante las giras largas, y no tanto en las giras de hasta tres partidos.

La programación de cada cinco temporadas en la NBA, asegura el hecho de que que cada equipo tendrá que jugar 80 partidos contra su división, 180 partidos contra el resto de su conferencia y 150 partidos contra la otra conferencia.

Esta es la razón por la que los apostadores que juegan en la NBA deben evaluar bloques de cinco temporadas, para llegar a conocer de forma fiable el comportamiento de los equipos cuando salen a la carretera y la forma en que eso influirá en las apuestas.

*Artículo redactado por Michael Gales y traducido por Centroapuesta.