El tenis es el único deporte en el que los partidos son jugados en diferentes superficies que provocan una gran variación en las características del encuentro. En este artículo entraremos a valorar cómo las diferentes superficies afectan a las apuestas tenísticas y al comportamiento de los distintos jugadores, independientemente de si pueden ayudarnos o no a sacar ventaja de cara a realizar nuestras apuestas.

En el calendario ATP 2013, tuvieron lugar 65 eventos de primer nivel en cuatro superficies distintas. La más común de las cuatro es la arcilla, en la que se jugaron 22 torneos, seguida muy de cerca por la superficie dura (cemento) al aire libre, con 20 eventos. Hubo otros 17 eventos jugados en superficie dura (cemento) bajo cubierta. Por último, se jugaron seis torneos sobre hierba.

El hecho de que existan cuatro superficies posibles, significa que aquellos jugadores que quieran estar en los primeros puestos del escalafón deben jugar de forma competente en las cuatro; de lo contrario, se verán obligados a perder puntos de ranking en aquellos momentos de la temporada en que los torneos se disputen sobre superficies no propicias para ellos.

El impacto de las diferentes superficies


Cada superficie tiene características propias. Este tema ya fue tratado al hablar del rendimiento de los jugadores tras cambiar de superficie; la tabla de abajo muestra con mayor detalle para las distintas superficies. La estadística recoge datos hasta el 21 de mayo de 2014.

Podemos ver que hay grandes diferencias entras las distintas superficies si lo comparamos con la media del circuito. La superficie más lenta, la arcilla, tiene un 3% menos de retención de servicios, mientras que la más rápida, la hierba, tiene un porcentaje superior en un 3,8%. Tanto la pista de cemento como la de cemento indoor tienen unos porcentajes de retención de servicio ligeramente por encima de la media, y particularmente, el cemento indoor muestra una relación muy estrecha con la hierba.

También es evidente que los grandes sacadores tienen mucha menos ventaja sobre polvo de ladrillo. Con un promedio de 0,35 saques directos por partido, ganar un punto con un solo golpe es mucho menos frecuente en arcilla que en cualquier otra superficie. Esto guarda relación directa con los puntos de rotura de servicio generados en los promedios, los cuales muestran que la arcilla ofrece a los jugadores más oportunidades de romper el servicio que cualquier otra superficie.

Muy interesante, y también sorprendente: la hierba no tiene un porcentaje de puntos de rotura mucho más bajo que cualquier otra superficie, con un porcentaje del 0,49 en puntos de ruptura por partido, solo un 0,06% por debajo del promedio total. La mayoría de apostantes, casas de apuestas y medios de comunicación opinan que los grandes sacadores dominan sobre césped, pero estas estadísticas indican que este aspecto no está tan claro, y que no hay una gran diferencia entre la hierba y el cemento indoor.

ATP: Comportamiento de los top 10 en cada superficie


Como se dijo previamente, un jugador necesita adaptarse a todas las superficies para alcanzar la cumbre de este deporte. La siguiente tabla muestra las estadísticas en cada superficie para los componentes actuales del Top 10 hasta el 21 de mayo de 2014.

Es evidente que hay dos tenistas por encima de todos los demás, Rafael Nadal y Novak Djokivic, los cuales son altamente consistentes en las dos superficies principales, arcilla y cemento; y esta consistencia es la razón principal de su éxito.

El número tres, Stan Wawrinka, tiene estadísticas muy mediocres en las superficies más rápidas, cemento indoor y hierba, y sus oponentes suelen sacar rédito en estas superficies. De hecho, Wawrinka tiene un récord negativo de 14-18 en hierba, y claramente no está al nivel de un top 10 en esta superficie.

También se puede observar que tanto Roger Federer como David Ferrer, situados en las posiciones 4 y 5 del ranking respectivamente, son muy competentes en todas las superficies, y en sus peores superficies tienen un porcentaje combinado del 10,1% de derrotas respecto a su mejor rendimiento.

El trabajo de David Ferrer, un especialista en arcilla, le ha hecho progresar hasta convertirse en un gran especialista en todas las superficies, de lo que da prueba su posición habitual como número 5 en el ranking.

Una sorpresa son los porcentajes de Kei Nishikori en arcilla. Basándonos en los datos de la tabla, el talentoso jugador japonés se colocaría como tercer jugador del mundo en pistas de arcilla.

WTA: Comportamiento de las top 10 en cada superficie

La siguiente tabla muestra las estadísticas de las actuales Top 10 de la WTA hasta el 21 de mayo de 2014.

Como ya se ha mencionado en artículos previos, el dato más obvio que muestra la tabla es el dominio incontestable de Serena Williams en el WTA Tour. Con unos datos estratosféricos, Serena tiene un increíble 23,2% de ventaja en el porcentaje combinado de servicio/rotura sobre su más inmediata perseguidora en arcilla, Simona Halep. Sin embargo, y a pesar de que sus estadísticas son tremendas, se puede observar en el cuadro que Serena es relativamente más débil en superficies rápidas, y este es el caso también de la número 7, Jelena Jankovic.

Se ha especulado mucho acerca de si Simona Halep merece ese puesto entre las cinco primeras del mundo, pero no cabe duda al observar sus números. Simona muestra un alto nivel de consistencia en todas las superficies, con unas posiciones combinadas que la sitúan 2ª en arcilla, 4ª en cemento, 4ª en cemento indoor y 7ª en hierba.

Es vital para los apostantes tener en cuenta las características de cada superficie antes de apostar, y un amplio conocimiento acerca de las superficies preferidas de cada jugador, así como de sus habilidades en cada unas de las cuatro posibles. Son conocimientos realmente necesarios si quieren llegar a tener éxito en los mercados de apuestas.


Artículo redactado por Dan Weston, traducido por Centroapuesta.