La forma más sencilla de comprobarlo es buscar el logotipo de “Juego Seguro” que la Dirección General de Ordenación del Juego (DGOJ) concede a aquellas páginas web gestionadas por operadores autorizados. La mayoría de páginas de juego lo suelen colocar en su página de inicio y en el pie de página estático de la web.

Este logotipo significa, según la propia DGOJ, que el juego está regulado, supervisado y controlado por la Dirección General de Ordenación del Juego; se asegura que el juego es justo, que el operador que gestiona la página web es fiable y que cumple todos los requisitos de solvencia, seriedad y control que impone la Ley.

Otra opción es consultar el listado de operadores autorizados publicado en la página web de la DGOJ y comprobar que coincide con el operador titular del sitio web en el que estamos jugando.