Trading en la apuestas deportivas en linea
Ahora cualquiera puede hacer trading desde su ordenador; aunque esto no significa que sea algo fácil; para ser exitosos, no digamos para ser experto, vendiendo cualquier valor, se requiere de conocimientos.

La palabra trading proviene del término inglés trade, que puede significar comercio o intercambiar (en su forma to trade). En líneas generales, el trading es concebido como el arte de negociar en los diferentes mercados; aunque para muchos esto no signifique más que especular.

Dicho de un modo más sencillo: en el trading compramos un bien a un precio con la única y exclusiva intención de venderlo luego a un precio más elevado; o viceversa: venderlo para después comprarlo a un menor precio, y luego volver a venderlo otra vez. Lo ideal, para que pueda ser considerado trading, es lograr ganancias en un corto plazo de tiempo (semanas, días, horas, hasta minutos); esto es lo que lo diferencia de una inversión en el sentido tradicional del término.

En este orden de ideas, se habla de varios tipos de trading, de acuerdo con el horizonte de inversión: el scalping, es una operación agresiva que opera en plazos muy cortos (digamos de minutos), aprovechándose de las más leves fluctuaciones del mercado; el más común es el day trading (o trading intradiario), y quienes lo practican suelen cerrar sus posiciones al finalizar el día; también están el trading a corto plazo, donde se dejan abiertas las posiciones, trabajando con un horizonte temporal de, pongamos por caso, diez días, analizando las tendencias en ese período; y el trading a largo plazo, donde el lapso de tiempo es más amplio, incluso indefinido.

Bono de Bienvenida de Betfair de 100 Euros para nuevos jugadores

Por otra parte, el hecho de que, gracias a los avances en las nuevas tecnologías de la información y la comunicación, las transacciones se puedan hacer de inmediato, desde cualquier lugar, sin tener que ir a la sede de una empresa o llamar por teléfono a un corredor, ha contribuido enormemente a que el trading no sea sólo una práctica propia de una élite.

Ahora cualquiera puede hacer trading desde su ordenador; aunque esto no significa que sea algo fácil; para ser exitosos, no digamos para ser experto, vendiendo cualquier valor, se requiere de conocimientos.

Del mismo modo, los avances en la tecnología y la diversificación de las personas que especulan con los diversos valores, o la diversidad de intereses de dichas personas, propicia que se haga trading con casi cualquier cosa: monedas de otros países, con bonos, acciones de empresas, mercados a futuros y, actualmente, hasta en las apuestas deportivas en línea.

Aunque, aclaramos, no todas las casas de apuestas permiten esto o brindan estas opciones; algunas sí, como es el caso de la mundialmente famosa casa de apuestas en línea Betfair.

Hacer Trading en Betfair en un arte

El trading en las apuestas deportivas en línea no es como una apuesta tradicional.

Es quizás lo contrario o algo más bien diferente. En fin, expliquemos: en una apuesta tradicional escogemos una opción (ganará el equipo A, ganará por tantos goles, anotará primero tal equipo) y, para poder obtener una ganancia, debemos esperar un resultado, ya sea el del final, el marcador total o el primer gol.

Pero en el trading, la idea es que en algún punto del momento del evento suceda o esté sucediendo lo que nosotros escogimos; sólo necesitamos que por el suficiente tiempo se dé o exista la tendencia por la que hemos apostado: hacemos nuestra jugada y ganamos; y da igual lo que suceda luego. Ya para ese momento, si hacemos el movimiento acertado, habremos ganado, aprovechando los cambios de cuotas que se dan en determinados momentos con respecto a un evento. En el peor de los casos, no habremos perdido o habremos reducido la pérdida al mínimo. Interesante, ¿no?

¿Cómo hacer esto?, sería la pregunta que muchos se hacen.

Lo primero que se debe saber es que no existe método ni forma única; hay varias estrategias. Como ya apuntamos al inicio, el trading es un arte, que requiere de paciencia y conocimiento. Existen, por tanto, formas de hacer Trading en Betfair, dependiendo de lo que se apuesta, el deporte, el tipo de jugada. Veamos esto a través de un ejemplo, para comprender el proceso y que usted pueda, a su vez, hacer trading.

Una primera manera es en un partido de fútbol apostamos diez dólares a favor de la victoria de un equipo, estando la cuota en 1,45 y en contra a 1,50. Apenas arranca el juego y dicho equipo anota un gol. Entonces, por supuesto, las cuotas van a comenzar a bajar, obviamente: 1.25 y 1.20, respectivamente. En ese momento es conveniente hacer trading, puesto que la cuota en contra se presenta como mejor que la cuota a favor.

Otro ejemplo, con un partido en vivo es que al parecer el panorama pinta para un empate. Tomamos una apuesta a una cuota de 3.00. Prosigue el partido y continúa igual; pero, conforme pasan los minutos, la posibilidad de empate aumenta, por lo que puede ser que baje la cuota a 2.4.

Repentinamente, la dinámica del partido comienza a ser otra; los equipos se animan, el juego se abre (como se dice en el ámbito futbolístico).

El resultado o los goles pueden estar para cualquier bando; entonces, si cerramos nuestra posición en ese momento, podemos ganar por la diferencia entre las cuotas, vendiendo nuestra jugada del empate (o evitamos perder, en caso de algún equipo gane).

Esencial para hcer trading en seguir las tendencias - Trading Betfair

Existen, aún, una tercera opción. Siguiendo con el mismo ejemplo, puesto que la cuota del empate ha bajado, podemos apostar por los resultados opuestos; esto quiere decir, apostar en contra de un equipo o a favor; pero para esto debemos determinar cuál será la cantidad mínima a apostar para que, sea cual sea el caso o el resultado, mantener el margen de ganancia (hay softwares que permiten calcular dichos montos mínimos).

Incluso, esta alternativa de apostar por ambos resultados se puede hacer desde un principio. Supongamos que tenemos una pelea de boxeo (la esperada revancha entre Mayweather Jr. y Manny Pacquiao) y decidimos apostar en línea cierta cantidad (10) en contra del Pac-Man a una cuota de 1,24; pero luego, en cuestión de unos minutos, la cuota a favor de Mayweather gana unos puntos.

Si ahora apostamos 9,6 a favor de Pacquiao, a 1.29, obtendremos un beneficio, algo pequeño, pero beneficio al fin, independientemente de quién gane la pelea:

Apuesta en contra de PacquiaoApuesta a favor de Pacquiao
En caso de resultar la apuesta: 10En caso de ganar: 12,4
En caso de perder: 2,4En caso de perder: 9,6

Matemáticamente, esto se explica así: al apostar en contra de Pacquiao estamos arriesgando 2,40, pues con una cuota a 1,24 hay que pagar 2,40 por cada 10 en contra. Pero si apostamos 9,6 a favor de Money Mayweather a 1,29, la ganancia neta sería 2,7, que es mayor a 2,40.

Dicho de otro modo: si gana Pacquiao, perdemos los 2,40 de la apuesta en contra pero ganamos 2,7 de la apuesta a favor. O también: si gana Mayweather, perdemos los 9,6 que hemos apostado a favor de Pac-Man pero ganamos la apuesta que se hizo en contra y recuperamos los 10. No es mucho, pero es algo, y no se pierde (además, estamos dando un ejemplo con montos bajos).

Esta situación, en cuanto a la variación de las cuotas, se presenta en casi todos los deportes. A menudo, lo que hace inclinar la balanza en un sentido u otro es la oferta o demanda ante determinada opción. Pero también otros factores.

Por ejemplo, hay un partido de La Liga y hemos apostado a favor de un equipo A, pero nos enteramos de que antes del juego el otro equipo (B) ha decidido guardar a sus principales jugadores de cara a otro encuentro más importante (en Champions). Entonces, las posibilidades de ganar del equipo A aumentan enormemente, por lo que baja la cuota a su favor y aumenta la cuota a favor del otro equipo, ya que disminuyen sus posibilidades. Algo así:

Días antesAntes del juego
Victoria del equipo A: 2.10Victoria del equipo A: 1.65
Empate: 3.05Empate: 3.25
Victoria del equipo B: 3.55Victoria del equipo B: 5.25

Ante esto, podemos apostar en contra del mismo equipo que escogimos y/o por el empate (X2), y aún obtendremos ganancias, gane quien gane, ya que el back es superior al lay.

Como hemos podido ver, no sólo en este artículo, sino a lo largo de nuestra observación, análisis y reflexión sobre los deportes, las cuotas se mueven a medida que los apostadores van haciendo sus jugadas.

Esto lo hacen las casas de apuestas en línea como Betfair para asegurar el necesario balance y compensación entre dichas cuotas. En tal sentido, lo esencial al hacer trading es seguir las tendencias, dejarse llevar por la corriente, conocer las probabilidades que las casas de apuestas atribuyen a determinados resultados y si esto concuerda con la probabilidad real de dicho evento para, a partir de ello, apostar en línea.

Sólo que, en el caso del trading, el fin último no es apostar, sino negociar a partir de o gracias a la evolución de las cuotas de un evento a lo largo del tiempo: antes, al inicio, incluso durante dicho evento. No importa, como ya dijimos, el resultado final; importa que entre un momento y otro yo haya comprado en un precio y pueda vender a uno mejor.

Hay unas cosas más que debemos añadir. Los montos que dimos en los ejemplos no son muy altos, las ganancias tampoco, porque esto es lo que los expertos recomiendan: ir menos fuerte que en otras clases de apuestas. Del mismo modo, las ganancias no son muy altas, ni excesivas; no vamos a hacernos ricos en un día o con una sola apuesta.

Pero, existe una gran cantidad de eventos deportivos a lo largo del día; al momento de escribir estas líneas están en pleno los playoffs de la NBA, el béisbol de las grandes ligas, el baloncesto europeo, las ligas de fútbol española, portuguesa, italiana, brasileña, champions, Torneo de Tenis de Montecarlo, Grand Prix… Haciendo esto todos los días, con varios eventos, y obteniendo leves ganancias de entre 1% y 5 %, la estrategia es un éxito.

Convertirse en un trader exitoso, no es cuestión de suerte. Hay que ser dedicado, tener capacidad de análisis, conocer el mercado, no dejarse llevar por las emociones.

Un trader fanático del Real Madrid apostaría al Barcelona FC si sabe que es la mejor opción. Un trader es realista, pero también debe saber correr riesgos; debe saber que habrá días que gane menos y otros un poco más. Lo importante es que ganar sea una tendencia en todas tus apuestas deportivas en línea.