Muchos jugadores de apuestas deportivas creen que apostar o/u (over/under) es más fácil que tratar de adivinar el ganador de un partido. Las casas de apuestas on line, tienden a darles la razón presentando líneas de apuestas más pequeñas que cuando proponen apuestas directas a ganador, ya sea en la modalidad Money Line o en la modalidad Point Spreads.

 
Over/unders (o/u), más conocida también como Totales, es un tipo de apuesta en la que el jugador decide si el resultado final de un partido estará por encima o por debajo del resultado total propuesto por la casa. El ganador es aquel que acierta si el marcador total final estará por encima o por debajo de dicha cifra. Así de sencillo.
 
 
Imaginemos que los New York Jets juegan contra los Miami Dolphins y el marcador total propuesto por la casa es de 40. El jugador gana si ha apostado over y el marcador total final queda por encima de dicha cifra. Si los Dolphins ganan 24-17, el jugador habrá ganado su apuesta. Si quedan 24-14, habrá perdido, ya que el marcador total combinado es de 38 puntos. Si el resultado total final es exactamente 40, se declara empate, también conocido como “push” o “tie”, y se devuelve el dinero al apostante.
 
Totales, over/under

Totales (o/u) en fútbol y baloncesto
 
Al apostar en la modalidad de Totales en fútbol americano y baloncesto, el jugador arriesga 11€ para ganar 10€, igual que si apostara en la modalidad Point Spread. Si la casa consigue que los jugadores apuesten una cantidad igual para el over que para el under, se garantiza una cantidad de dinero sin importar el resultado final.
 
La mayoría de partidos de la NFL se mueven en un rango de entre 32 y 52 puntos totales, con una media que ronda los 41 puntos. Si se enfrentan dos equipos de alta poder anotador y defensas de baja calidad, el total puede estar por encima de dicha cifra. En ocasiones se da el caso de que dos buenos equipos en defensa, jugando bajo malas condiciones climatológicas, quedan por debajo de 32, pero no sucede con frecuencia.
 
Los marcadores totales de las ligas universitarias pueden ser incluso más altos, ya que algunos equipos tienen buenos bloques atacantes y defensas de baja calidad. Se llegan a alcanzar rangos de anotación total superiores a 70 puntos.
 
Cuando una casa on line acepta una apuesta máxima en fútbol americano, tratará de ajustar la cifra propuesta en 0,5 puntos, en un esfuerzo por atraer apuestas sobre el otro lado, aunque esto queda a elección de la casa, que puede decidir mover la cifra un punto completo o no moverla en absoluto.
 
En baloncesto se trabaja de la misma forma que en fútbol americano, el apostante arriesga 11€ para ganar 10€. Naturalmente, las cifras son mucho mayores, ya que se anotan muchos más puntos en un partido de baloncesto que en un partido de fútbol americano. Los marcadores totales pueden oscilar entre los 120 puntos de un partido de la NCAA y los 200 para un partido de la NBA.
 
Cuando la casa acepta una apuesta máxima para un partido de baloncesto, intentará ajustar la cifra propuesta moviéndola 1,5 puntos, tratando de atraer apostantes hacia el otro lado. Por ejemplo: si la cifra propuesta para un partido entre los New York Knicks y los New Jersey Nets es 190, y un jugador apuesta 500€ a over, lo que muy bien podría ser la máxima apuesta permitida en una casa, éste puede decidir elevar a 191,5 la cifra propuesta, en un intento de atraer gente para apostar dinero en under.
 
Totales (o/u) en béisbol y hockey
 
Los totales para béisbol y hockey se basan en el mismo principio que el fútbol americano o el baloncesto: las casas on line proponen una cifra sobre la que el jugador puede decidir apostar por encima (over) o por debajo (under). Pero hay una diferencia esencial, que estriba en la cantidad de dinero que el jugador debe apostar para ganar 100€.
 
A pesar de que los marcadores en béisbol y hockey son mucho más bajos que en fútbol americano o baloncesto, las casas son reacios a cambiar el marcador total, prefiriendo en su lugar ajustar las probabilidades. Ejemplo: Si la cifra over/under propuesta para un partido entre los Dodgers y los Giants es 9 y un jugador apuesta 500€ a over, las casas difícilmente subirá la cifra a 9,5. En su lugar, obligará a los jugadores que quieran apostar over a arriesgar 120€ para ganar 100€, y quedará reflejado como 1.83 en el cuadro de apuestas. Aquellos que deseen jugar under deberían apostar por 2.00, ya que esta modalidad permite usar una diferencia de 0,2, conocida también como 20 céntimos.
 
Si la gente continúa apostando en over, la casa seguirá ajustando al alza las apuestas y, eventualmente, los jugadores deberán arriesgar 145€ para ganar 100€ (o sea, 1.69). En este caso, un apostante en under, deberá arriesgar 100€ para ganar 125€. La casa siempre tratará de subir las apuestas antes de mover el número propuesto, que en este caso sería de 9,5.
 
Las apuestas over/under constituyen otra manera de dar emoción al juego, de ahí que en muchas ocasiones ofrezcan premios más atractivos que los ofrecidos por apostar a ganador. Muchos apostantes rigurosos prefieren concentrar sus esfuerzos en esta modalidad, creyendo que es más fácil hacer dinero que en las modalidades de spread. Ahora que ya conoce algo más sobre los over/unders, se encuentra más cerca de llegar a experimentar la aventura “total” que supone entrar en el mundo de las apuesta deportivas.