El pasado domingo Gasol producto de un golpe en su cabeza en el último cuarto frente a los Nuggets, tuvo que abandonar el encuentro. Después de varias pruebas los galenos recomendaron la ausencia de manera indefinida del jugador debido a una conmoción cerebral.

Según las normas de la NBA, Pau Gasol deberá pasar varios exámenes médicos antes de poder volver a jugar con los Lakers,

De su lado Howard tiene un desagarre en uno de sus hombros, y aunque el jugador afirma que la lesión no es grave, no se espera su regreso hasta posiblemente la próxima semana, ya sea el martes ante Milwaukee o el jueves contra Miami.

Con estas notables ausencias Los Angeles Lakers buscarán salir de una racha de cinco derrotas consecutivas en el día de hoy en el partido contra Oklahoma.

Sin embargo las casas de apuestas dan como favorito a Oklahoma siendo la mejor oferta 1.30 por Bwin. Este mismo operador tiene la cuota más atractiva por un posible triunfo de los Lakers con 3.00.