Dos equipos son los lógicos y prácticamente únicos favoritos, el Real Madrid y el Barcelona, que a imagen y semejanza del fútbol se disputan el liderazgo cada año. Parecen haber quedado lejos los años en los que equipos como Tau, Unicaja, Valencia, Joventut, Estudiantes, Bilbao o incluso Manresa tuvieron opciones de títulos, ahora la Liga es cosa de dos y parece que cada año esa diferencia en vez de acortarse se agranda.
El favorito es el defensor del título, el Madrid de Pablo Laso que además viene de ganar la Supercopa con muestras de mantener el ritmo del año pasado. Han cambiado algunos jugadores, se fue Suárez, Pocius y Begic, y han llegado Bouroussis y Mejri junto a Dani Díez. El equipo parece muy en forma ahora mismo, con Mirotic, Carroll o Felipe descansados este verano y otros como Sergio Rodríguez, MVP de la Supercopa, Rudy o Llull aún en un pico de forma.
El gran rival es el Barcelona de Pascual. Han renovado mucho y con calidad Papanikolau, Lampe y Nachbar deben mejorar mucho al equipo y refuerzan esa posición interior donde el año pasado no estuvieron muy brillantes, sigue liderado por Navarro, con muchos compañeros de viaje de calidad: Lorbek, Tomic, Huertas, Sada, habrá que ver como se conjuntan pero el equipo apunta alto.
Debajo hay mucha pelea por ser el primero de la clase media, quizás el que mejor se ha movido en el mercado ha sido Unicaja al que llegan Carlos Suárez, Carner-Medley, Stimac, Kuzminskas, Granger, Toolson, Hettsheimer, al menos en cuanto a nombres paren los más mejorados porque suman eso a los Dragic, Vidal, Fran Vázquez, en fin probablemente no tengan nada parecido al flojo papel del año pasado.
Al Laboral Kutxa le pasa al contrario, puede ser el equipo que más haya empeorado porque se han ido Lampe, Bjelica, y han llegado jugadores para rellenar el equipo, buenos probablemente en una rotación larga pero no para ser protagonistas como se les debía pedir a Mainoldi o Clark, eso hace que el peso recaiga en Nocioni y San Emeterio, y ya se ha visto en la Supercopa que están lejos de los grandes.
En ese mismo escalón están el Valencia que se ha hecho con Pablo Aguilar, Triguero, Sato o Van Rossom y continúa con el nucleo duro del equipo del año pasado en el que destaca el potencial del joven Dubljevic.
Por debajo equipos que el año pasado hicieron grandes temporadas como CAI Zaragoza que también pega un bajón de nivel importante, Herbalife Gran Canaria que dependerá de como le salgan los fichajes, o Bilbao Basket que ya vimos en la Supercopa que lo va a pasar solamente regular ante el potencial de los grandes.
Interesante parece la plantilla que ha confeccionado Estudiantes, con la pérdida de Granger pero la llegada de Colom, Rabaseda, Banic o Miso, y muy curioso lo del Fuenlabrada que prácticamente tiene un equipo completamente nuevo.
Interesante comentar que la Liga parece cerrada pues los competidores son los mismos del año pasado ya que ninguno de los que se ganaron el puesto de ascenso en la LEB pudieron hacer frente a las garantías que exige la competición. Esto hace que la lucha por el descenso quede algo descafeinada pues es probable que este año pase más de lo mismo.