El torneo se disputa del 1 al 11 de agosto, muy comprimido en el calendario sobre todo para jugadoras tan jóvenes. 16 selecciones participan en 4 grupos, los 3 primeros de cada grupo pasan a la siguiente fase donde se configuran dos grupos de 6 equipos cada uno y de ahí pasan los 4 primeros de cada grupo para disputar las tradicionales eliminatorias ya de cuartos, semis y final.

Los 16 equipos participantes son los siguientes: Grecia, España, Bulgaria y Croacia (Grupo A) Rusia, Turquía, Suecia y Letonia (Grupo B), Bélgica, Italia, Holanda y Lituania (Grupo C)  Francia, Hungría, República Checa y Eslovaquia (Grupo D)

España es un país dominante en las categorías inferiores del baloncesto europeo. Al menos de momento, y mientras que ha habido presupuesto. Se ha trabajado muy bien desde abajo tanto en categoría femenina como en categoría masculina y eso ha dado sus frutos en forma de títulos y más títulos, lo que hace que las españolas siempre estén en la pomada de las rondas finales de estos campeonatos. Resulta pues que las españolas son unas de las claras favoritas en este torneo.

Sorprende la ausencia de participación del talento balcánico representado únicamente por Croacia (ni Serbia, ni Bosnia, ni Eslovenia, ni Montenegro,…) y positivamente que estén países con menor tradición como Bélgica u Holanda

A destacar como outsiders principales a Rusia y Francia, dos países que en el baloncesto femenino son referentes en cualquier nivel, y habrá que tener mucho ojo a otros como Letonia que están demostrando este año un gran nivel en todos los torneos disputados hasta el momento de categoría sub,