Ya se ha hablado suficiente en diferentes medios de la sorpresiva derrota de los anfitriones, España, y de que ellos deberían estar ahora en esta final de basket. Los que sí han cumplido con el guion son los estadounidenses. No han fallado una, todo han sido victorias, y además ostentan la condición de claros favoritos para llevarse el oro aquí tras la brillante victoria en el Palau Sant Jordi por 96-68 sobre la durísima selección de Lituania.

En cualquier caso, la selección de Serbia ha sido capaz en este Mundial de sorprender y mucho, por lo que ahí tenemos un ingrediente extra de emoción para un partido que por lo demás se espera un tanto desigual. Hay que tener en cuenta que el conjunto que entrena Djordjevic ha perdido tres partidos en este Mundial, y aún así se ha ido creciendo, y en la semifinal pudo con los verdugos de España, los franceses, al ganarles por 85-90.

¿Y cuál es la mejor baza de Serbia para esta final? Pues en realidad hay varias, pero una de ellas es su sobresaliente base Milos Teodosic. Otro factor que les beneficia es la menor presión, pero eso de las presiones no parece que haya afectado nunca demasiado a los estadounidenses. ¿Habrá cabida para la sorpresa aquí?

Ahora mismo, en Bet365 la victoria de Estados Unidos se está pagando a 1,012 euros por euro apostado, que es casi tanto como decir que no se paga nada… La victoria de Serbia, por contra, está a 17,50 euros por euro apostado.

Con estas cifras, es evidente que hay que buscar otros mercados y alternativas para apostar. Por ejemplo, el hándicap que propone la mencionada casa es de -22 puntos para Estados Unidos o de + 22 a favor de Serbia. Si apostásemos así por cualquiera de las dos selecciones y acertáramos, ganaríamos 1,95 euros por euro apostado. El conjunto que entrena el “coach K” es cierto que ha ganado con solvencia sus encuentros, pero que en una final Estados Unidos aplaste por 23 puntos o más a su rival, son palabras mayores.

Curiosamente, encontramos cuotas más altas para las apuestas a margen de victoria. Este tipo de apuestas tiene la dificultad de que se ciñen a un margen muy estrecho, pero en este mercado encontramos diferencias de puntos más razonables. Así, por ejemplo, podemos apostar a que Estados Unidos ganará por 17, 18, 19 o 20 puntos, y esto se paga a 5,50 euros por euro apostado.

Podríamos buscar apuestas a favor de Serbia, pero la verdad es que las cuotas son muy altas y se antoja un riesgo muy elevado. Para que nos hagamos una idea: la apuesta de que Estados Unidos ganará por 21 puntos o más se paga muy bajo, porque se da casi por hecha, a 1,66 euros por euro apostado en bet365.es.

Pues así está el patio, o mejor dicho la cancha, para apostar en este partido. Quizá el resultado, el ganador, sea más bien predecible, pero como mínimo esperamos disfrutar de una gran final con mucho espectáculo y buen baloncesto.

 

Análisis suministrado por Javier Vivancos.