El conjunto andaluz, con 38 puntos, y el vasco, con tres menos, están lejos de los objetivos marcados al inicio de temporada, el luchar por los puestos que dan derecho a disputar torneos europeos, aunque a falta de nueve jornadas para que concluya la competición aún tienen opciones matemáticas de engancharse a esa pelea.

Los sevillistas vuelven a su estadio, donde sí han mostrado la fortaleza que se le presupone al sumar 31 de los 38 puntos que acumulan y se encuentran con un rival que se le da bien tradicionalmente como local pese a que en la pasada temporada perdieron ante un Athletic ya entrenado por el argentino Marcelo Bielsa.

Para este partido, el técnico guipuzcoano Unai Emery tendrá la importante baja del extremo derecho internacional Jesús Navas, un futbolista incombustible que lo juega prácticamente todo pero que en esta ocasión tendrá que descansar al cumplir una sanción por acumulación de amonestaciones.

La ausencia de Navas plantea varias incógnitas sobre su sustituto, que podría ser Manu del Moral, pero que incluso puede influir en variantes también en la defensa con jugadores como Fernando Navarro, Alberto Moreno, Alberto Botía o Juan Cala para ocupar posiciones de lateral izquierdo y de central.

Emery apurará hasta mañana, que tiene previsto otra sesión de trabajo en el escenario del encuentro, para dar la lista de convocados, en la que, además de Jesús Navas, no estarán por lesión los centrocampistas José Gómez Campaña y el alemán Piotr Trochowski.

Una de las novedades podría ser la inclusión del extremo izquierdo argentino Diego Perotti, quien no juega desde el pasado enero al no estar en plenitud física.

El Athletic Club visitará el Ramón Sánchez Pizjuán con el objetivo de lograr un triunfo de calidad en un escenario históricamente adverso para el equipo rojiblanco, una vez encarrilada la permanencia gracias a la victoria obtenida la pasada jornada frente al Granada.

Los once puntos de ventaja respecto a la zona de descenso que tenía el conjunto bilbaíno antes de comenzar esta jornada parecen un colchón lo suficientemente amplio como para encarar la recta final de la temporada con relativa tranquilidad y lograr los entre siete y nueve puntos que puede necesitar aún para evitar problemas.

La principal preocupación de Marcelo Bielsa para este encuentro es el estado físico de Aritz Aduriz. El delantero donostiarra no ha podido entrenar en toda la semana con el resto de sus compañeros y el técnico no decidirá hasta el mismo día del partido si alinea al máximo goleador de su equipo.

En caso de que Aduriz no se recupere de esos problemas musculares, será Fernando Llorente quien ocupará la posición de ‘nueve’ dentro de un once al que sí es seguro que regresará Iker Muniain.

El navarro, después de seis partidos sin jugar de inicio, ocupará la zona izquierda en una línea de ataque que completará por la derecha Ibai Gómez, sustituto en esa demarcación del sancionado Markel Susaeta, expulsado frente al Granada.

Además, Bielsa volverá a su habitual dibujo defensivo con cuatro hombres, con Iraola y Laporte en los laterales y Gurpegui y Ekiza por el centro. San José jugará un partido más como medio de contención a pesar de que Iturraspe ya está disponible tras cumplir sanción, acompañado en la medular por De Marcos y Herrera.

Alineaciones:

Sevilla FC: Beto; Coke; Fazio, Botía, Fernando Navarro; Rakitic, Medel, Kondogbia; Manu del Moral, Reyes; y Negredo.

Athletic Club: Iraizoz; Iraola, Gurpegui, Ekiza, Laporte; San José, De Marcos, Herrera; Ibai Gómez, Aduriz o Llorente y Muniain.

Árbitro: Antonio Miguel Mateu Lahoz (Comité Valenciano).

Estadio: Ramón Sánchez Pizjuán.

Hora: 20.00 GMT. EFE