La jornada de Primera División comenzará como viene haciéndolo este viernes 26 y concluirá el lunes próximo, y aquí cada partido tiene su peculiaridad y su interés particular, al margen de las apuestas deportivas que se puedan realizar.

Pues bien, la jornada arranca con el Rayo Vallecano – Osasuna, un duelo muy de cara para los rayistas, que además tienen aquí una oportunidad de oro para acercarse más a los puestos europeos, no sería descabellado, mientras que el Osasuna debería asegurar por lo menos un empate para no comenzar a sudar, ya que actualmente ocupa la decimoquinta posición.

El sábado abrirá con un Levante – Celta, en una situación similar al del partido ya comentado, aunque con pocas opciones de Europa para los levantinos. A continuación, un enésimo duelo entre el Athletic de Bilbao y el Barcelona, que al jugarse en la Catedral siempre se antoja impredecible, y tampoco sabemos cómo reaccionará un Barça muy tocado por la Champions que ya no es tan favorito en las apuestas.

Sin duda, uno de los partidos más esperados es el derbi madrileño entre Atlético de Madrid y Real Madrid, en donde está en juego la segunda plaza, con la buena noticia para los rojiblancos de poder contar con Diego Costa, ya que Competición le ha retirado la amarilla del último partido.

El sábado concluye con un Zaragoza – Mallorca, duelo directísimo por el último puesto que ocupan actualmente los maños…

Y para el domingo, un Espanyol – Granada en donde los visitantes buscarán a toda costa alejarse del descenso, y tratarán de sorprender al equipo catalán después de hacerlo con el Valladolid. Después de este atractivo duelo vendrá el Málaga – Getafe, y a continuación el Valladolid – Sevilla, un choque en donde tanto Beto como Rakitic son duda, y en donde en general la plantilla sevillista está muy mermada físicamente, lo que puede ayudar a un Valladolid que sufrió de más ante el Granada.

El domingo lo cierra un partido estelar: Real Sociedad – Valencia, por un cuarto puesto que da derecho a Champions. Atención a este duelo, mucho más atractivo a priori, aunque nunca se sabe, que el que cierra la jornada el lunes, un desigual partido entre Betis y Deportivo.