Para empezar, hay que decir que en líneas generales, exceptuando al Atlético de Madrid, los grandes favoritos no fallaron; es decir, que aquellas apuestas al 1X2 en las que la cuota por el favorito era inferior al 1,50 (como es el caso del partido del Madrid o el del Barcelona) se desarrollaron según lo previsto a priori.

 

El Sevilla ha confirmado que se encuentra en un excelente estado de forma y que es uno de los aspirantes al título de esta temporada. Goleó con solvencia en el Pizjuán al Depor (4-1), todo acorde a la cuota que había por su victoria (1,44, muy baja). Además, el over 2,5 se estaba pagando a una cuota moderada (1,75) en casas como Bet365, y también este pronóstico se cumplió, ya que al final se anotaron en total cinco goles.

 

También el Real Madrid cumplió sobradamente ante un desfigurado Athletic de Bilbao que ya va en el grupo de colistas. Además, el equipo de Ancelotti se cebó con los vascos por un 5-0 con 3 goles de Cristiano Ronaldo (que sigue en excelente forma) y 2 de Benzema. En los pronósticos, el Madrid era ampliamente favorito, con cuotas en torno al 1,22, y no se equivocaron. También hubo goleada, como se esperaba, ya que apuestas como el over 3,5, bastante arriesgada, tan solo se pagaban a 1,875 euros por euro apostado. El Madrid, por cierto, ya es cuarto en la tabla y está muy cerca de sus rivales…

 

La mayor “sorpresa” se dio en el Valencia – Atlético de Madrid, y lo decimos entre comillas porque se preveía un duelo muy igualado, en donde se esperaba más del Atlético, aunque jugara en Mestalla. Las cuotas por la victoria de cada uno en la apuesta 1X2 estaban muy altas e igualadas, y también en la estadística reciente la cosa estaba igualada, con dos victorias rojiblancas, una che y un empate. Ahora en el cara a cara están aún más igualados (dos victorias recientes para cada uno).

 

Del Valencia hay que decir que está confirmando las expectativas levantadas con su nuevo planteamiento joven y atrevido. Van segundos en la tabla, y si bien en sus partidos no se esperan grandes goleadas, sí que van coleccionando victorias y cada vez sus cuotas están más bajas. El resultado en cuanto a número de goles ha sido relativamente sorpresivo, ya que este 3-1 (over 3,5) supera con creces los pronósticos más arriesgados que había antes del encuentro. De hecho, el over 2,5 se pagaba en Bet365 a 2,25 euros por euro apostado.

 

El Rayo Vallecano tampoco supuso sorpresa alguna, a pesar de jugarse en Vallecas. El 0-2 a favor del Barcelona hizo honor a lo que se pagaba por la victoria culé en el 1X2, que era bien poco: 1,30. Eso sí, el resultado a número de goles fue más ajustado de lo previsto, se esperaba que el Rayo marcase algún gol. De hecho, el over 2,5 se pagaba muy poco, a 1,44 en Bet365, y parecía una de esas apuestas “seguras” en las que tienes que meter mucho dinero para que te salga rentable, pero fue un fiasco, no llegaron a tres goles. Eso sí, el Barcelona continúa su dominio en esta temporada liguera.

 

Merece la pena destacar también el empate 2-2 del Almería – Elche, un pronóstico que entraba dentro del guion y que de paso ha servido al conjunto ilicitano para salir de los puestos de descenso; pero sobre todo hemos de destacar el Málaga – Granada (2-1) que respondió bien, sin alardes, a los pronósticos esperados. De hecho, la victoria local se pagaba en algunas casas a 1,85 euros por euro apostado, lo cual parecía un caramelo, teniendo en cuenta que en los dos últimos enfrentamientos entre ambos equipos el Málaga se había impuesto por goleada (no así en los dos inmediatamente anteriores, en los que ganó el Granada). Eso sí, no se esperaba un over 2,5, ya que esta apuesta se pagaba relativamente alta, pese a los precedentes, a 2,50 euros por euro apostado en William Hill.

 

En cuanto al número de empates, en general hemos de decir que esta jornada 7 no ha sido excepcional. Se ha dado un 30% de empates, y en partidos por lo demás sin un claro favorito. Lo que sí se ha dado es un alto porcentaje (70%) de partidos en los que se ha dado el over 2,5 (tres goles o más en total), y en cuatro casos se ha tratado de partidos con dos goles o más de diferencia entre ambos equipos. Llama asimismo la atención que ningún partido terminase sin goles.

 

En definitiva, podemos concluir que la jornada 7 no nos ha reportado mayores sobresaltos, ha habido muchos goles y en general donde ha habido más sorpresas ha sido precisamente en las apuestas under/over, que no han respondido del todo a las expectativas generadas por las estadísticas.