Y es que el Atlético va como un tiro en la temporada y con la impresión constante de que pese a que dan el 100% Simeone es capaz de apretarles las clavijas un poco más aún para que den el 110%. Así el equipo no se relaja en ningún momento, ni cuando juega contra un rival complicado, momento en el que ponen un plus de tensión, ni cuando juegan contra equipos más asequibles a priori donde el equipo sigue hipermotivado y consciente de su superioridad y de saber aprovechar muy bien sus virtudes se acaba llevando los encuentros con sensación de solvencia. Además Simeone está empeñado en ir recuperando hombres que por una razón u otra habían perdido peso específico, lo ha hecho con Villa, ahora está con Adrián y a buen seguro empezarán a tener opciones jugadores como Baptistao o el Cebolla Rodríguez, ambos desequilibrantes en la parte delantera y también irá metiendo a los últimos fichajes de esta temporada si bien estos parece que se incorporarán de una forma más lenta al equipo, que además funcionando tan bien es difícil tocarlo, si bien este puede ser un partido muy bueno para hacerlo.

Enfrente va a tener un rival al que ya venció a domicilio, probablemente uno de los equipos más débiles de entre los que quedan vivos en la Champions y que vendrá a Madrid poco más que de turismo, después del 0-3 que encajaron en el partido disputado en su estadio. Las cuotas para el encuentro son las siguientes:
At. Madrid: 1.11
Empate: 11.00
Austria Viena: 29
Cuotas razonadas y razonables pero que no me parecen tanto en la línea del over/under, el hecho de que el Austria Viena no haya encajado nada más que 1 gol en los otros dos partidos disputados en el grupo hace que parezcan fuera de sitio las cuotas por los under, y así tenemos under 2,5 @ 3,20, stake 2/10, under 3 @ 2,20 stake 4/10 y under 3,5 @ 1,85 stake 6/10, todos ellos con un claro value a nuestro juicio pues esperamos seguramente una victoria atlética pero sin nada parecido a los esperpentos que vienen siendo los partidos del Madrid, más bien orden defensivo en ambos equipos, rotación de jugadores y falta de intención del Atlético de humillar a los austriacos.