Y es que Alemania atesora en su historial 3 campeonatos mundiales y una amplia relación de jugadores históricos que hacen que el equipo tenga peso, además por una cuestión de su propio carácter siempre han sido un equipo muy duro y difícil para sus rivales.

 

En los tiempos actuales y sin tener grandísimas estrellas sí que tienen un nivel medio muy notable y han sabido explotar a la perfección la oleada de inmigración en el país de distintas nacionalidades integrándolos en la selección alemana y aportándole cosas que ellos no tenían.


El equipo llega con todo lo que tiene a excepción de Reus tristemente lesionado en el último amistoso y que sorprendentemente ha sido sustituido en la relación por un jugador en una posición tan distinta como Mustafi, un defensa, muestra clara del talento que tiene en la posición de Reus que no hace necesario ni buscarle un sustituto.

 

La lista final de convocados es la siguiente:

 

Porteros: Manuel Neuer (B. Munich), Roman Weidenfeller (B. Dortmund) y Ron-Robert Zieler (Hannover).

 

Defensas: Philipp Lahm y Jerome Boateng (B. Munich), Erik Durm y Mats Hummels (B. Dortmund), Benedikt Howedes (Schalke), Matthias Ginter (Friburgo), Per Mertesacker (Arsenal) y Shkodran Mustafi (Sampdoria).

 

Mediocampistas: Bastian Schweinsteiger, Mario Gotze, Toni Kroos y Thomas Muller (B. Múnich), Kevin Grosskreutz (B. Dortmund), Julian Draxler (Schalke), Mesut Özil (Arsenal), Sami Khedira (Real Madrid) y Christoph Kramer (Borussia Mönchengladbach).

 

Delanteros: Miroslav Klose (Lazio), Lukas Podolski (Arsenal) y André Schürrle (Chelsea).

 

Con estos mimbres sin duda Alemania es una de las favoritas a este Mundial, hay que recordar que vienen de ser semifinalistas en el anterior únicamente doblegados por aquel cabezazo de Puyol, y han hecho una fase de clasificación inmaculada en la que han tenido rivales muy inferiores pero que les ha servido para ir puliendo defectos del equipo.

 

Bien dirigidos desde el banquillo por Joachim Low y con esa mezcla de potencia y talento con la columna vertebral del Bayern Múnich más la aportación de los Ozil, Klose, Schurrle, realmente parecen una de las opciones más fiables en una competición como esta. Estables en su juego, confiados en sus posibilidades y sin tanta presión como puedan tener los brasileños.

 

Su grupo engañoso con Ghana, Estados Unidos y Portugal, servirá para medir bien como llegan a esta competición, pero repetimos que tienen talento suficiente para aspirar a llegar muy lejos.

 

Análisis suministrado por Juan José