Colombia tiene todas sus miradas puestas en su estrella, el jugador del Mónaco, ex-Atlético de Madrid Radamel Falcao, un delantero como hay pocos en el mundo, con un brutal olfato de gol pero que llegará muy justo a la competición si es que definitivamente llega.

 

Colombia cifra su éxito a la recuperación de Falcao y al buen hacer de Pekerman, un argentino en la dirección técnica colombiana que cuenta con muchos jugadores con experiencia europea como es el caso de Zapata, Perea, Zúñiga, Guarín, James Rodríguez, Cuadrado, Carlos Sánchez o Bacca. El equipo parece suficiente para superar con nota la fase de grupos pero se queda algo corto para emprender empresas mayores, a salvo del rendimiento de Falcao que siempre puede ser decisivo y subir el nivel de la selección.

 

Grecia fue de las pocas selecciones que tuvieron temprano la lista de 23 definida y es que tampoco tienen los griegos tanto donde buscar por lo que optan por una cierta continuidad de lo que les ha funcionado bien hasta ahora, así Salpingidis, Samaras, Mitroglou, Gekas, Karagounis, Torosidis, Vyntra o Karnezis forman parte del equipo. Grecia es tradicionalmente un equipo con un juego bastante poco vistoso y que se hace muy duro en casa.

 

Aquí no va a tener la condición de local y el juego trabado le puede dar resultado en una fase de grupos como esta pero le condena de cara a una eliminatoria posterior. No veo yo a los griegos con buenos ojos y me parece que dan más miedo por haber conseguido una Eurocopa jugando a nada que por su auténtico potencial.

 

Costa de Marfil es un equipo africano, con lo que ya está dicho todo. Los africanos tradicionalmente han tenido una gran prestación en la parcela física pero caían muchos enteros en la parte técnica. Ese escenario ha cambiado hace tiempo con el desembarco de jugadores en Europa donde han aprendido a jugar a la europea, lo que les hace más peligrosos.

 

En la lista de preseleccionados hay muchos jugadores importantes en Europa como Drogba, Yaya Touré, Kolo Touré,  Gervinho, Zokora  o Kalou. Talento, físico y experiencia competitiva. Para mí como mínimo equiparables al resto de equipos del grupo por lo que la expectativa es que el equipo marfileño gane sus encuentros con relativa comodidad.

 

Japón es un equipo incógnita en cada competición que disputa. Actual campeón de Asia que cuenta con Zaccheroni en el banquillo y una selección comandada por Kagawa y Honda, pero en la que también hay muchos jugadores con experiencia europea como Uchida, Nagatomo Kawashima o los Sakai.

 

En sí parece un equipo más basado en un bloque contundente que en acciones individuales, que no abundan en el equipo. Su disciplina y voluntad de trabajo les ha llevado a dominar en Asia pero a pesar de las declaraciones de su técnico para mí son el equipo con menos oficio en estas lides y en principio deberían ser los últimos clasificados del grupo.

Arriesgando diríamos que nuestra apuesta para la clasificación de este grupo sería: 1) Costa de Marfil, 2) Colombia, 3) Grecia, 4) Japón.

 

Análisis suministrado por Artista.