Además de la clasificación se busca definir los puestos y por esta razón Argentina deberá al menos empatar su partido frente a los africanos para aspirar un primer puesto y evitar rivales de peso en octavos de final.

El conjunto albiceleste viene de ganar nuevamente su encuentro ante el conjunto iraní por 1-0, en lo que fue un duro encuentro para los sudamericano luego de un gran planteamiento defensivo por parte de los asiáticos.

En un encuentro donde su arquero, Sergio Romero, fue una de las grandes figuras con atajadas claves, y con la aparición del gran Lionel Messi con una jugada individual sobre el final del partido; Argentina pudo llevarse su segunda victoria consecutiva en el Mundial y así asegurarse una clasificación a octavos de final.

Con varias cosas para corregir, el equipo dirigido por Alejandro Sabella irá en busca del primer puesto tal como lo hizo en los últimos dos mundiales, en 2010 donde logró los 9 puntos y en 2006 donde compartió puntaje con Holanda y terminó primero por diferencia de gol.

En un Mundial donde todo el poderío ofensivo de los argentinos aún no se vio reflejado en la cancha y parece ser una deuda pendiente, el técnico no hará cambios para este partido y así intentará evitar a Francia, quien tiene todo encaminado para ser líder de su grupo.

Sin duda Argentina-Nigeria es uno de los partidos más repetidos en los últimos años Mundialistas con tres encuentros disputados. En los tres casos fueron victorias para los argentinos por la mínima diferencia: 1-0 en 2002 y 2010; 2-1 en 1994. Los tres por la fase de grupos.

Este parece haberse convertido en un típico resultado para estos dos equipos ya que cuentan con otros amistosos previos con el mismo marcador.

Por el lado de los africanos, su equipo viene de una gran victoria ante un rival directo por la clasificación a octavos como lo fue el triunfo ante Bosnia por 1-0. Demostrando otra vez que no parece ser un gran equipo en ataque pero sabe resguardar de forma correcta su arco.

Luego de un debut de flojo nivel futbolístico como lo fue el 0 a 0 frente a Irán, Nigeria sabe que un punto le alcanza para avanzar de instancia por lo que no irá a buscar directamente el arco rival e intentará mantener la concentración y la calma esperando algún contra golpe que le de la posibilidad de abrir el arco.

En termino de apuestas Argentina aparece con clara favorita pagando 1.50 por un triunfo, aunque en el mundial de las sorpresas nada esta dicho y es por esta razón que quienes piensen que Nigeria pueda ganar un partido tendrán una ganancia de 7.50 o 3.70 en caso de que no se puedan sacar diferencia en el marcador.

 

Análisis suministrado por Santiago Squassi.