La selección albisceleste aparece siempre como candidata a quedarse con la Copa del Mundo; y este año no parece ser la excepción.

 

Un país que supo llevarse la copa en dos ocasiones como lo fue en Argentina 1978 teniendo una gran actuación de local, especialmente en los partidos finales; y ocho años después en 1986 nada mas ni nada menos que con Diego Maradona a la cabeza mostrando destellos de fútbol cada vez que tocaba la pelota.

 

Con 16 participaciones en Mundiales y otros dos sub campeonatos en 1930 y 1990, Argentina ira en busca de su tercera copa con Lionel Messi comandando y un grupo que parece haber encontrado la mezcla justa de individualidades y juego colectivo digna de un campeón del mundo.

 

Si bien el arco y la defensa siguen siendo  los puntos a mejorar, a lo largo de estas eliminatorias Argentina logro una solidez defensiva a base de la continuidad de los jugadores en la línea del fondo; mas la confianza del técnico nacional hacia Sergio Romero a pesar de no tener minutos de juego en su equipo.

 

Con un medio firme, seguro de su tarea, la selección Celeste y Blanca tiene como característica principal un ataque demoledor con el tridente ofensivo de Higuain, Agüero y Messi mas el acoplamiento de Ángel Di Maria tanto en ataque como en defensa si es necesario.

 

Sin duda estos cuatro jugadores parecen ser las cartas fuertes de la selección teniendo en cuenta que tienen al As bajo sus filas, Lionel Messi, que se encuentra en la búsqueda de la coronación absoluta con su país y llega con cuatro balones de oro bajo el brazo y una infinidad de records gracias a sus goles convertidos en el Barcelona.

 

Argentina llega a Brasil 2014 luego de haber dominado su grupo a lo largo de las eliminatorias con 9 partidos ganados, 5 empatados y tan solo 2 perdidos, con 35 goles a favor en 16 partidos jugados. Un increíble promedio de 2.18 goles por encuentro.

 

Compartiendo el grupo con Nigeria, Bosnia e Iran, lo argentinos tienen todo dado para lucirse en primera ronda y acabar en la primera posición e intentar evitar rivales complicados en la segunda instancia.

 

Esta será la primera vez que el conjunto sudamericano se enfrente a Bosnia e Iran en competiciones oficiales (con el equipo europeo disputo un amistoso en el 2013 ganando 2-0). En cuanto al conjunto africano supieron verse la cara varias veces en la zona de grupos siempre con resultado favorables: 2-1 en 1994 y 1-0 tanto en 2002 como en 2010.

 

Si logra la clasificación los rivales que enfrentara Argentina en un posible choque de octavos saldrán del Grupo E, donde aparecen como candidatos a pasar Francia, Suiza y Ecuador y con un poco menos de ventaja Honduras.

 

Argentina se encuentra liderando las apuestas en los tres partidos de su grupo pagando 1.34 frente a Bosnia, 1.15 frente a Iran y 1.30 contra Nigeria.

 

Si logra alzar el trofeo la recompensa sera de 5.75 (solo por detrás de Brasil) y Lionel Messi aparece como el favorito a terminar goleador del certamen según las distintas casas de apuestas.

 

Análisis suministrado por Santiago Squassi