Quizá en la competición europea no les haya ido tan bien, pero en las citas mundialistas Italia ha sido tradicionalmente una de las selecciones más fuertes. De hecho, es el tercer combinado que más finales ha disputado.

Pero ese palmarés no les hace favoritos ni mucho menos para el Mundial de Brasil 2014. Por supuesto, se cuenta con ellos y son uno de los favoritos en el complicado e imprevisible grupo D, pero los de Prandelli llegan con tantas dudas en su juego como fe en hacer un buen papel que mejore la pobre imagen que dieron en Sudáfrica.

Durante los clasificatorios para la cita de Brasil ya tuvieron un par de tropiezos, pero ha sido en los recientes partidos amistosos en donde Italia ha defraudado más como adelanto de lo que supuestamente van a protagonizar en este Mundial de Brasil; no ganaron a España, y no lograron pasar del empate ante selecciones como Irlanda y Luxemburgo.

Hay buenos jugadores en la plantilla de la Azzurra, y para esta cita mundialista ha habido un buen relevo generacional que no ha hecho más que incrementar la incertidumbre sobre sus posibilidades de hacer algo grande. Jugadores como Balotelli, Rossi o Marchisio siguen siendo la referencia del equipo, pero no terminan de brillar en las citas importantes, y la defensa italiana además está en uno de sus momentos más flojos.

Pese a todo, el extra que les falta para ser una de las favoritas lo suplen con una buena dosis de ganas, que tendrán que demostrar en un grupo repleto de selecciones en una situación parecida a la suya (Inglaterra, Uruguay, y Costa Rica como la floja, a priori, del grupo).

Otros nombres destacados que figuran en la plantilla italiana son los de Thiago Motta, que ha tenido una temporada brillante en el PSG, Giorgio Chiellini, referencia en la defensa de la Juve, y Buffon en la portería.

Si Italia llega a los octavos, seguramente se las tendría que ver con Colombia o con Costa de Marfil. También Japón, una selección muy competitiva y cada vez más sólida en las citas importantes, podría aparecer en su horizonte.

En la casa de apuestas Bet365, ahora mismo Italia ocupa la sexta plaza en cuanto a selecciones favoritas para ganar el Mundial, empatada con Bélgica. Su victoria se está pagando nada menos que a 26,00 euros por euro apostado, lo que deja a las claras que de momento no se espera que el conjunto de Prandelli llegue mucho más allá de cuartos de final.

En cuanto a los pronósticos al máximo goleador del Mundial, Mario Balotelli es el primer jugador que aparece en la plantilla italiana, pero su cuota es también muy elevada, y hay otros muchos jugadores de otras selecciones que son favoritos antes que él. En este momento, que Balotelli será el máximo goleador se paga a 34,00 euros por euro apostado.

 

Artículo redactado por Javier Vivancos.