Pocos son los equipos que dieron una gran impresión en la fase de grupos obteniendo un puntaje ideal y demostrando un gran nivel de juego; Holanda sin lugar a duda fue uno de estos equipos luego de quedarse con el grupo B y ahora deberá enfrentar otro duro enfrentamiento ante México.

En un mundial dominado por el poderío sudamericano, la naranja se consolido en el famoso “grupo de la muerte” compartido por España, Chile y Australia. Sin lugar a duda todo empezó derecho con la goleada ante España, sacándose la espina de la final de 2010, y la goleo por 5 a 1.

Con Robben y Van Persia como abanderados de un equipo con experiencia y juventud al mismo tiempo, y gracias a sus 6 goles en conjunto en la primera etapa, los europeos ganaron un duro duelo ante Australia por 3-2 y otro gran 2-0 frente a la otra selección clasificada, Chile.

Diez goles a favor y tres en contra hacen de un equipo holandés firme en un ataque de contra pero a la vez sin descuidar de su propio arco.

Solo hubo un duelo mundialista entre Holanda y México, fue en Francia 1998 donde un empate en dos dio como clasificados a ambos equipos a la siguiente instancia de esa copa. Otros 5 encuentros se jugaron entre ambas selecciones en partidos amistosos, tres victorias holandesas (las últimas dos consecutivas) y dos victorias aztecas.

Sin embargo si hay un equipo acostumbrado a parar defensas complicadas y equipos importantes es la defensa de México. El equipo de Miguel Herrara viene de un gran presente luego de clasificarse nuevamente a octavos de final junto al anfitrión, Brasil.

El Tri tuvo una buena actuación en su primer encuentro superando a Camerún por 1-0, pero sin lugar a duda si mejor partido fue frente al conjunto carioca, con un Guillermo Ochoa gigante siendo la figura del partido, los mexicanos supieron parar de manera correcta el temible ataque de Neymar y hasta lo pudo ganar en alguna jugada de contra, 0-0 fue el resultado final.

Su ultima actuación ratifico todo lo hecho en los partidos anteriores ganadole por 3-1 a su rival directo de grupo, como lo fue Croacia y hacia quedar nuevamente entre los dieciséis mejores como en los dos últimos mundiales.

Una defensa sólida, con tan solo un gol en contra en lo que va del torneo es exactamente lo que puede detener a la Naranja Mecánica; eso y la figura del uno en el arco y de sus delanteros que ya supieron abrir el arco hace que México tenga posibilidades de dar un nuevo golpe americano y así avanzar a los cuartos de final del Mundial.

Holanda saca una ventaja en las apuestas si logra quedarse con la victoria pagando 2.10 por este resultado, mientras que si el conjunto azteca logra quedar entre los ocho mejores la ganancia será multiplicada por 3.60.

Análisis suministrado por Santiago Squassi.