Con algunos de los protagonistas de esta edición de la máxima competición de fútbol por selecciones, y ciertamente hay muchas miradas depositadas en el grupo G, que si bien no ha sido calificado como “grupo de la muerte”, sí que cuenta con algunos equipos particularmente fuertes.

 

El grupo G lo integran la selección de Alemania, que pasó como primera de grupo los clasificatorios, la de Portugal, que entró en la repesca, la de Ghana, que no tuvo que jugar repesca pero sufrió en la clasificación hasta el último momento, y la de Estados Unidos, que viene como primera del hexagonal final de la Concacaf.

 

Está claro que la favorita del grupo G es Alemania, no solo por palmarés, sino por su excelente clasificación, por lo que las apuestas la sitúan en la segunda ronda de este Mundial de Brasil 2014. Lo que ya no está tan claro en este grupo es qué selección será la segunda clasificada. Debería ser Portugal, por su plantel de jugadores, pero deberá estar al máximo rendimiento si no quiere verse sorprendida ante Ghana o EEUU, toda vez que la estadística no favorece a los lusos en sus choques directos con los alemanes.

 

A continuación, vamos a repasar los puntos fuertes (y los débiles) de cada selección del grupo G:

ESTADOS UNIDOS

Es un equipo siempre complicado para sus rivales. Viene de un país en donde el fútbol (o soccer) no es el deporte estrella, pero casi siempre están ahí en los eventos importantes, y dando guerra a selecciones a priori más fuertes.

 

Basta recordar lo que sucedió en la Copa Confederaciones de 2009, cuando eliminaron a España y estuvieron a punto de dar la sorpresa nada menos que ante Brasil en la final, favorita para esta edición del Mundial por juego y por ser la anfitriona.

 

En la plantilla de Estados Unidos hay nombres de mucha calidad, como Jermaine Jones, Dempsey, Jozy Altidore; todos ellos jugadores que pueden dar problemas a las defensas de cualquier selección si se encuentran inspirados.

 

Evidentemente, el equipo de USA tiene muchas lagunas, pero vienen con muchas ganas tras su última victoria en la Copa de Oro, y en la Concacaf han logrado un estupendo récord de victorias consecutivas, lo que demuestra su superioridad a ciertos niveles del fútbol internacional.


GHANA

Muchos dicen que la selección de Ghana que acude a este Mundial no es la de otras ediciones. Le costó bastante clasificarse ante selecciones más flojas como las de Libia, Burkina Faso o la de Gabón, y eso ya apunta a que algo no va bien.

 

Otro de sus grandes hándicaps es el estado físico de sus jugadores, y si Michael Essien jugará o se quedará fuera como en anteriores citas importantes. Otros nombres importantes de este conjunto son los de Asamoah Gyan y especialmente el de Kevin Prince Boateng, que le añaden peligrosidad a un equipo fuerte, rápido y sobre todo muy atrevido, aunque tengan muchas otras lagunas de juego que hacen que su portería no sea ni mucho menos una barrera inexpugnable.


PORTUGAL

Aunque la selección de fútbol portuguesa cuenta con nombres sobradamente conocidos en el fútbol del máximo nivel como son los de Pepe, Miguel Veloso, Meireles, Moutinho o Nani, para muchos la principal baza de este conjunto es Cristiano Ronaldo, que es la referencia goleadora verdaderamente imponente  que puede traer a esta selección algo de su gloria pasada.

No obstante, volcar todas sus posibilidades en una única figura es peligroso (que se fijen si no en Suecia), y ciertamente esta selección de Portugal ha tenido muchos problemas para clasificarse para esta edición del Mundial, así que el rendimiento que se les espera sobre el terreno de juego es aún una incógnita.

Quizá saquen lo mejor de sí ante selecciones como la de Estados Unidos o la de Ghana, y puedan clasificarse así para la siguiente ronda, en donde pueden crecerse y comenzar a creerse sus posibilidades de dar la sorpresa en este campeonato del mundo.


ALEMANIA

Por último, tenemos a una de las selecciones favoritas de cara a este Mundial 2014, aunque mucha gente opine que España o Brasil deberían ser los finalistas casi obligados. La verdad es que el conjunto germano cuenta con un tremendo plantel de estrellas como Muller, Özil, Schweinsteiger, Philipp Lahm, Hummels o Neuer en la portería. Y si bien este año se ha quedado fuera gente como Mario Gómez, el nuevo proyecto alemán es capaz de intimidar al más pintado por su potencial tanto ofensivo como defensivo.

 

Lo que para muchos es un hándicap para este equipo es la ausencia de una figura goleadora clara (es algo parecido a lo que sucede con España, que tiene más bien un conjunto de jugadores muy buenos, pero ningún Cristiano o Messi sobre el que depositar el grueso de la responsabilidad goleadora).

 

Lo que está claro es que para muchos esta selección es una de las mejores que ha tenido Alemania, aunque por lo visto ha llegado en una época en la que otras selecciones le hacen sombra, porque los títulos no terminan de llegar. Veremos qué sucede aquí en Brasil.

 

Análisis suministrado por Javier Vivancos