Los torneos de Grand Slam tienen la virtud de tener pocas sorpresas en sus rondas altas, y normalmente suelen estar todos los que tienen que estar en las mismas, teniendo como semifinalistas habituales a los cuatro magníficos: Federer, Murray, Djokovic y Nadal, salvo alguna honrosa excepción que habitualmente son Ferrer o Del Potro.
 
Cuando llegamos a los ocho mejores en este torneo nos encontramos con que únicamente se nos había caído uno de los ocho cabezas de serie, pero curiosamente los cuartos nos han cambiado el panorama, alterando el equilibrio tradicional, dejando fuera a Djokovic, el gran candidato al título eliminado por un rocoso Wawrinka y quedándose fuera también otro outsider típico como Ferrer, por lo que nos queda por esa parte del cuadro una semifinal atípica de Grand Slam que nos va a dar un finalista sorpresa en la persona de Berdych o de Wawrinka. La sorpresa de la ausencia de Nole es tanto mayor pues iba por la parte dulce del cuadro sin tener hasta la final ni a Federer, ni a Murray ni a Nadal, algo que sin duda hubiese firmado antes del sorteo en cualquier torneo.
 
Por el otro lado del cuadro Nadal ha sufrido más con su físico que con sus enemigos, y ni siquiera en la ronda de cuartos ha sido capaz de ponerle en apuros reales el talentoso Dimitrov, al menos no más de lo que ha hecho la llaga de su propia mano. En el otro lado de cuartos, el más fuerte, el enfrentamiento entre Murray y Federer iba a dejar a uno de los favoritos fuera de la lucha por el título, y sorprendentemente ha sido el veterano campeón el que ha podido con el escocés con relativa facilidad.

En esta tesitura nos encontramos con una situación inesperada sin Djokovic ni Murray en semifinales y con estas cuotas para las semifinales:

Wawrinka: 1.73
Berdych: 2.20

Nadal: 1.60
Federer: 2.65

Conocidos son los balances entre los jugadores, Waw domina 8-5 a Berdych, y Nadal 22-10 al gran Roger Federer, lo que sin duda justifica las cuotas presentadas por las casas donde no hay grandes values pero conociendo el carácter ganador de Rafa y las extremas dificultades en que pone siempre a Federer con su estilo de juego entendemos que la victoria de Nadal @ 1,60 stake 5/10 aunque no es una apuesta aparentemente muy jugosa es una gran opción si la mano no le da muchos problemas al manacorí.

En el otro encuentro da la impresión de que Wawrinka ha conseguido cogerle la medida a Berdych y la inyección de moral tras su victoria sobre Djokovic será un aliciente añadido. Desde luego jugando a ese nivel la victoria debería ser suya pero es un partido para dejarlo pasar.