El “Empate, apuesta no válida” en apuestas 1×2

En ocasiones, no llegamos a sentirnos cómodos con las apuestas tradicionales al estilo 1X2. Lo que realmente nos gustaría es poder jugar una opción binaria -dos elecciones-. Hay una forma eficiente de fabricar nosotros mismos esta opción. En este artículo, entre otras cosas, mostramos la manera de utilizar la opción “Empate, apuesta no válida”.

   ¿Qué es “Draw No Bet” o “Empate, apuesta no válida”?

Al efectuar apuestas sobre el resultado de un partido en su tiempo regular en la modalidad 1X2, los apostantes con frecuencia prefieren optar por una opción más simple compuesta solo por dos elecciones. Hay dos opciones disponibles en este caso, que son “Doble Oportunidad”, en la que se puede combinar equipo de casa y empate, o visitante y empate como dos únicas alternativas, y “Empate, apuesta no válida”, la cual, como su propio nombre indica, elimina el empate de la apuesta, permitiendo a los apostantes jugar por el equipo de casa o por el visitante, ganando la apuesta si el equipo elegido vence y recuperando el dinero apostado en caso de empate.

Tanto si los apostantes deciden apostar por una victoria casera o una victoria visitante, el éxito depende de un único resultado, pero si el partido termina en empate, pierden lo apostado. Es por tanto lógico pensar que la ganancia de una apuesta que deja fuera el empate estará situada en algún punto intermedio entre 1X2 y Doble Oportunidad.

Los apostantes pueden por lo tanto combinar apuestas 1X2 que funcionarían como un “Empate, apuesta no válida”. Para ello se necesita cubrir una victoria casera con la posible ganancia obtenida por el empate; de esa manera, si el partido termina en empate, su ganancia neta será cero, que es lo que realmente se quiere conseguir.

Alternativamente, hay casas de apuestas que ofrecen numerosas líneas de Handicap asiático. El hándicap asiático +0,5 funciona exactamente como Doble Oportunidad, mientras Hándicap Asiático 0 se conoce como “PK”. La opción ?Empate, apuesta no válida? supone algo más que lo ofrecido por el Handicap asiático, dando al apostante la posibilidad de obtener un valor extra al efectuar su apuesta.

   Ejemplo de “Empate, apuesta no válida”

Veamos un ejemplo en que sería razonable utilizar “Empate, apuesta no válida”. Digamos que pensamos que el Aston Villa se encuentra en buenas condiciones de ganar al Chelsea y queremos apostar 100€ a la victoria del Villa, que se paga a 7,790; a la vez, queremos asegurar nuestra apuesta en caso de que el partido acabe en empate.

Otras casas de apuestas valoran al Villa en 4,90 y 5,50. Esto significa que nuestra apuesta rendiría un beneficio de entre 390 y 450 euros.

¿Por qué, entonces, deberíamos jugar en casas de apuestas que ofrecen premios peores? Veamos.
En algunas casas, como ya se ha dicho, ofrecían 7,79 por la victoria del Villa y el empate a 4,3, mientras que la victoria del Chelsea se pagaba a 1,518. ¿Qué ventaja podemos obtener de estos precios?
Para el propósito de nuestro ejemplo, etiquetaremos la cantidad apostada por el Villa como S, por lo que la apuesta al empate será de 100-S, ya que el total a jugar es de 100€.

Si el Villa vence en el partido, ganaremos (7,790 – 1)*S en esa apuesta, y perderemos (100-S) de lo apostado al empate. Por tanto, nuestro beneficio neto quedará como sigue:

(7.790-1)*S – (100-S), o lo que es lo mismo
7.790*S – 100

Si el partido finaliza en empate, habremos ganado (4.300-1)*(100-S) en esa apuesta, dado que la queremos para cubrir pérdidas si no se produjera la esperada victoria del Villa. Por tanto, S quedará como:

 

(4.300-1)*(100-S) = S

 

La ecuación es relativamente fácil de resolver, y da un valor de S=76,744€, que será nuestra apuesta por la victoria del Villa, quedando la cantidad destinada al empate en (100-76.744) = 23.256€.

Revisemos los cálculos. Nuestro beneficio en caso de empate será de (4.300-1)*23.256 = 76.745, lo que es justamente lo perdido en la apuesta por la victoria casera, que de esa forma recuperamos.

Veamos ahora que hubiera pasado en caso de victoria del Villa. Hubiéramos ganado 7.790-1)*76.744 = 521.092€, y perdido 23,256€ de lo jugado a empate, por lo que el total obtenido hubiera sido de 497,84€, que supone un 9% más de beneficio que lo ofrecido por la mejor casa de la competencia, y un 21% más que el resto.

Así que, ¿valió la pena la molestia de efectuar unos simples cálculos? Un aumento en las ganancias de entre el 9 y 21 por ciento debería ser suficiente motivación como para dedicar unos minutos a calcular nuestras apuestas.

Del ejemplo anterior es fácil deducir una regla general para las apuestas. Si etiquetamos la cantidad total de dinero que estamos dispuestos a arriesgar como TOTAL, denominamos a las probabilidades de victoria en casa como CASA, la victoria visitante como VISITANTE y las probabilidades de empate como EMPATE, entonces:

 

(DRAW – 1) * (TOTAL – S) = S

 

Lo que nos da la siguiente fórmula para la victoria del equipo de casa:

 

S = TOTAL * (EMPATE  – 1) / EMPATE

Y como puede verse, la cantidad a jugar dependerá únicamente de cómo se pague el empate, lo que facilita sobremanera el cálculo, y es el mismo para estos dos casos:

Victoria casera y empate, apuesta no válida o
Victoria visitante y empate, apuesta no válida

Pero si se desea calcular el precio real, será necesario entonces incluir el precio de la victoria en casa y el precio de la victoria visitante.

Debemos recordar que el precio (odds en este caso) se representa como el ratio entre lo ganado y lo apostado. Usando las mismas etiquetas que en la ecuación anterior, en caso de victoria casero, nuestro beneficio será:

CASA * S, o, reemplazando S en la fórmula anterior:

CASA * TOTAL * (EMPATE – 1) / EMPATE

y por lo tanto, expresado en probabilidades decimales:

Precio = (CASA * TOTAL * (EMPATE – 1) / EMPATE) / TOTAL
O, despejando la fórmula:

Precio = CASA * (EMPATE – 1) / EMPATE

De igual forma, para calcular el precio de la victoria visitante y Empate, apuesta no válida:

Precio = VISITANTE * (EMPATE – 1) / EMPATE

Artículo redactado por Pinnacle Sports, traducido por Centroapuesta.

Cómo apostar al ‘Anytime scorer’ en fútbol

A diferencia de los clásicos tipos de apuestas “primero/último en anotar”, hoy tratamos de explicar una forma diferente de apostar, buscando el beneficio en opciones diferentes, como puede ser las apuestas en el mercado “anytime scorer” durante los grandes acontecimientos futbolísticos. Y el beneficio máximo se puede encontrar, por ejemplo, entre defensas y centrocampistas, ya que los delanteros más reconocidos, como Robin Van Persie, están muy mal valorados dentro de esta especialidad.

 

Sin embargo, siempre vale la pena revisar una posible sorpresa o un “ambos equipos anotarán” en un partido determinado. Por ejemplo, durante la temporada pasada, las probabilidades de Nikica Jelavic en “anytime scorer” para Everton casi siempre pasaron desapercibidas debido a la falta de atención de los corredores.

 

Cuando el Everton jugó como visitante contra el Manchester Utd, los corredores no percibieron con claridad las posibilidades del Everton en “anytime scorer” y el precio de Jelavic se quedó en un pobre 3.00 para la mayoría de casas. El partido terminó 4-4 y Jelavic marcó en dos ocasiones, lo que indica que se le puede considerar como uno de los mejores delanteros y debería ser tenido siempre en cuenta para esta clase de apuestas.

 

Lo bueno de una apuesta del tipo “anytime scorer” reside en que se puede sacar provecho sin importar el resultado, incluso si se trata de un gol de consolación, o incluso para una apuesta que funcione como consuelo, si no hemos tenido suerte con las otras.

 

Como dijimos anteriormente, el verdadero valor de esta clase de apuestas se encuentra en los defensores y centrocampistas, y la mejor estrategia consiste en encontrar jugadores que ejecuten bien el saque de faltas y libres directos: jugadores como Xabi Alonso, en España, o Leighton Baines, del Everton. Aunque es posible obtener rendimientos de 17.00 para “primero/último en marcar”, también es posible encontrar rentabilidades de alrededor de 6.00 para una apuesta “anytime scorer”, lo que puede reportar interesantes beneficios.

 

Y se puede utilizar la misma estrategia con un defensor de calidad capaz de anotar. Defensas centrales y líberos como Joleon Lescott tienen una gran marca por lo que a remates de cabeza y remates a balón parado se refiere. Y aunque “primero/último en marcar” puede reportar un atractivo beneficio pagando a 26.00, también se puede obtener una buena cantidad de alrededor de 11.00 o más en “anytime scorer”.

 

Lo primero es pensar en cómo se va a desarrollar el partido, si las posibilidades para apostar son reales o la cosa quedará finalmente en nada. Es importante tratar de averiguar si habrá muchos goles en el partido o qué equipo va a sacar más faltas o saques de esquina. ¿Alguno de los dos equipos tiene problemas para defender a balón parado? Estas son algunas de las ideas principales a tener en cuenta para apostar en este mercado a fin de aumentar nuestras posibilidades de éxito. Y por último, comprobar a cómo se pagan las apuestas para ver si es posible encontrar la rentabilidad esperada. 

 

Actualmente este tipo de apuestas no se encuentran en las casas más famosas dentro de españa, pero si vas a corredores extranjaeros, podrás realizarla.¡Buena suerte! 

 

 

Artículo redactado por Andy Clark, traducido por Centroapuesta.

¿Qué es Line Betting o Apuestas en Línea?

Line Betting es una apuesta del tipo ?doble o nada?, una versión aligerada de lo que se conoce como Spread Betting, pero con una gran diferencia:

Si ganas, doblas tu dinero; en caso contrario, pierdes lo apostado.

Ejemplos de apuestas ofrecidas en la modalidad Line Betting:

Número de corners, número de tarjetas, minuto en que se marcará el primer gol, con cuántos puntos finalizará la competición un equipo determinado?

El jugador apuesta contra una línea de números que representan una serie de resultados posibles. La forma de apostar, ?Buy? o ?Sell?, depende de si el apostante cree que el resultado final estará por DEBAJO o por ENCIMA del precio.

Si cree que el resultado final estará por DEBAJO del precio, el apostante VENDE (SELL) la línea. Si, por el contrario, piensa que estará por ENCIMA del precio, el apostante COMPRA (BUY) la línea.

Ejemplo 1:

Minuto del primer gol entre el Aston Villa y el Newcastle.

  1. El apostante cree que el primer gol se producirá por DEBAJO del minuto 41,5, así que debe VENDER(SELL): SELL 41,5

Sell 41,5 ? Apuesta 100?.

Si el primer gol llega antes del minuto 41,5, el apostante recibirá 200?, incluyendo lo apostado, es decir, obtendrá un beneficio neto de 100?. En otro caso, peroderá lo apostado.

  1. El apostante cree que el primer gol se marcará por ENCIMA de minuto 41,5, así que debe COMPRAR (BUY): BUY 41,5

Buy 41,5 ? Apuesta 100?.

Si el primer gol tiene lugar después del minuto 41,5, el aspotante recibirá 200?, incluyendo lo apostado, es decir, obtendrá un beneficio neto de 100?. En otro caso, perderá lo apostado.

Ejemplo 2:

Predecir el número de puntos con que el Manchester United finalizará la temporada.

Si el apostante piensa que acabará por DEBAJO de 83,5 puntos, entonces venderá: SELL 83,5

Sell 83,5 ? Apuesta 100?

Si el Manchester United consigue menos de 83,5 puntos, el apostante percibirá 200?, incluyendo lo apostado, y su beneficio neto será de 100?. En otro caso, perderá lo apostado.

Pero si el apostante piensa que el United acabará por ENCIMA de 85,5 puntos, deberá comprar BUY la línea:

Buy 85,5 ? Apuesta 100?.

Si el United consigue más de 85,5 puntos, el apostante recibirá 200?, es decir, lo apostado más 100? de beneficio neto. En otro caso, el apostante perderá lo apostado.

NOTA: Este tipo de apuestas no es común en el mercado español. 

*Artículo redactado por Roger Kvaloy, traducido por Centroapuesta.

Calcular los márgenes 1X2: Gran impacto en nuestras ganancias

Comprender cómo funcionan los márgenes puede tener un impacto enorme sobre nuestras pérdidas o ganancias al final de la temporada.

Vamos a explicar en este artículo cómo funcionan los márgenes en las apuestas 1X2, una de las opciones más populares entre los apostantes.

La ecuación de cáculo de márgenes en apuestas 1X2 es muy simple:

Margen = (1/Probabilidades victoria anfitrión) + (1/Probabilidades victoria visitante) + (1/Probabilidades empate) – 1

Paso 1:

Para calcular márgenes en apuestas 1X2, lo primero que se debe hacer es convertir cada una de las tres opciones al formato decimal, esto es, la parte de la ecuación encerrada entre paréntesis: (1/Probabilidades). Veamos un ejemplo:

Para la primera semana de competición en la Premier, un corredor de apuestas ofrecía 1,338 por el Arsenal como ganador en casa para su partido contra el Sunderland, el cual se pagaba como ganador a 9,870, mientras que el empate se cotizaba a 5,050.

Para el Arsenal, como equipo que juega en casa, las probabilidades se calculan como: 1/1,388 = 0,72 (lo cual significa un 72% de oportunidades de victoria).

Para el visitante, Sunderland, la cotización está a 1/9.870 = 0,10. Y para el empate, las probabilidades son 1/5,050 = 0,198.

Paso 2:

Sustituimos valores en nuestra ecuación y realizamos el cálculo del margen:

Margen = (0,72) + (0,10) + (0,198) – 1. El margen resultante es el 0.018. El 1.8% si lo expresamos en forma de porcentaje.

Comparación de márgenes en apuestas 1X2

El mismo partido ofrecido por otra popular casa de apuestas online ofrece la siguiente cotización:

  • Arsenal – 1,36
  • Sunderland – 6,5
  • Empate – 4,33

Estas cotizaciones generan un margen del 12% para la casa, lo que es seis veces más caro que lo ofrecido por el corredor de apuestas.

En términos prácticos, esto significa que si invertimos 100?€ por el Sunderland como ganador en 1X2, ganaríamos 330,7€ más jugando en con el corredor de apuestas que haciéndolo en cualquier otra gran casa de apuestas online.

*Artículo redactado por Michael Gales, traducido por Centroapuesta.

Apuestas en tenis: Al ganador del torneo

Esta opción hace referencia al ganador de un torneo o al ganador en las apuestas dirigidas a un jugador o equipo para ganar un torneo. La mayoría de sitios de apuestas on line, ofrece en la actualidad esta posibilidad para la mayoría de torneos. Incluso se ofrece la posibilidad de apostar por otras opciones, ya que no todos los torneos son ganados por los grandes favoritos.

 

Aquí podemos ver un ejemplo del Abierto de Australia del año 2013:

 

  • 2.620 Novak Djokovic
  • 3.750 Andy Murray
  • 5.000 Rafael Nadal
  • 6.000 Roger Federer
  • 17.000 Juan Martin Del Potro
  • 34.000 Jo-Wilfried Tsonga

En el caso de que un apostante hubiera puesto 100£ por Roger Federer como ganador del Open de Australia de 2013, y este lo hubiera ganado realmente, dicho apostante se hubiera embolsado la bonita cifra de 600£, con 500£ de beneficio.

  Parlays

Los parlays o acumuladores son muy populares entre los apostantes ocasionales, con una serie de favoritos claros para la victoria. El gran atractivo de apostar con acumuladores reside en la emoción que produce la posibilidad de hacer un gran beneficio a partir de una pequeña apuesta. Eso sí, para ganar es necesario predecir el resultado de todos los encuentros incluidos en el parlay; en otro caso, el apostante perderá su pequeña inversión.

 

Un ejemplo: si un apostante pone 100£ en un acumulador y decide que Rafael Nadal ganará a Andy Murray (1,448) y Roger Federer a David Ferrer (1,308), dicho apostante obtendrá un beneficio de 89,30£ (1,448*1,308) siempre y cuando se den ambos resultados. Apostar 50£ a ganador por cada uno de estos dos jugadores en sus respectivos partidos, dejaría al apostante un beneficio de tan solo 37,80£, lo cual es un 57% menor que el premio recibido apostando al parlay.

 

El riesgo, sin embargo, reside en que con cada partido añadido al acumulador, el apostante está multiplicando a la vez sus potenciales ganancias y el margen del corredor de apuestas.

 

   Otras apuestas específicas del tenis

 

Muertes Súbitas (Tie Break) en el partido o Muerte súbita en el primer set.

Vencedor del primer set ? apostar por el jugador que ganará el primer set del partido.

Resultado exacto del primer set.

 

Handicap en Tenis: Apostar en los Set Handicap

En un texto pasado estuvimos hablando acerca de los game handicap como una de las maneras de apostar con handicap en un partido de tenis. Ahora, hablaremos de la segunda forma, consistente en los set handicap.

Sets Handicaps

Las casas de apuestas también ofrecen una modalidad de handicap basado en sets, la cual funciona de forma muy parecida a la modalidad basada en juegos, pero utilizando el número de sets ganados por cada jugador en lugar del número de juegos.

En el partido entre Nadal y Murray, un sitio en la web ofrece apuestas por Nadal a 2,260 (-1,5 sets) y 1,730 por Murray (+1,5 sets). Si Nadal gana el partido en dos sets (7-6, 6-2), cubre el handicap y todas las apuestas que le daban como ganador son premiadas.

En caso de disputarse tres sets, el handicap +1,5 queda cubierto si el jugador gana un set, lo que sería igual a haber apostado a ¿el jugador X gana al menos un set?. De forma similar, el handicap -1,5 que haber apostado a ?el jugador X gana dos sets?.

Totales por partido

La modalidad de apuestas por resultados totales es otro tipo básico y una alternativa muy popular a las apuestas basadas en handicap. Aquí, el foco no se pone en el ganador del partido, sino en tratar de predecir el número total de juegos, sets, puntos, saques directos o cualquier otra variable fácilmente cuantificable del partido.

Las casas de apuestas ofrecen a los apostantes la opción de apostar si el número de juegos o sets estará por encima o por debajo (over/under) de un valor dado. Esta clase de apuestas es ofrecida actualmente para casi todos los partidos de tenis por parte de, prácticamente, todas las casas de apuestas.

Para el partido entre Rafael Nadal y Andy Murray, el número total de juegos fue situado en Over 22,5 (1,943) y Under 22,5 (1,962). Si el resultado final del partido hubiera sido 6-3 5-7 6-3 (un total de 30 juegos) para Nadal, un apostante que se hubiera jugado 100€ a over 22,5 juegos, habría conseguido un retorno de 194,30€, con un beneficio de 94,30€.

Otro apostante que hubiera jugado la misma cantidad por under 22,5, habría perdido lo apostado.

Apuestas a Sets ganados

En esta modalidad, el apostante debe predecir correctamente el resultado exacto de un partido de tenis, acertando el número de sets ganados por cada jugador.

Puede ser una buena manera de hacer beneficios, ya que los premios son bastante más altos que en otras especialidades, como ganador del partido y otras. Pero también se incrementa el nivel de riesgo, ya que incluso los mejores jugadores del mundo pueden hacer un set malo durante un partido cualquiera.

Las casas de apuestas ofrecieron apuestas a 1,448 por Rafael Nadal en su partido ya referido contra Andy Murray. La victoria por 2 sets a 0 se pagaba a 1,962.

Un jugador que hubiera apostado 100€ por la victoria de Nadal, se habría llevado 144,80€, pero si lo hubiera hecho adivinando el resultado de 2:0, se habría embolsado la bonita cantidad de 196,20€.

  • Rafael Nadal 2:0
  • Rafael Nadal 2:1
  • Andy Murray 2:0
  • Andy Murray 2:1

La mayoría de los torneos de tenis ofrece la posibilidad del mejor a tres sets (un jugador puede ganar por 2: o 2:1), excepto para los torneos individuales masculinos de Grand Slam y Copa Davis, en que se ofrece al mejor de cinco sets, lo que significa tres resultados posibles: 3:0, 3:1 o 3:2.

El game handicap en un partido de tenis

Hay dos formas diferentes de apostar con handicap en un partido de tenis: handicap por juegos (game handicap) y handicap por sets (set handicap). En esta parte hablaremos de la primera, game handicap.

Uno de los dos jugadores, normalmente el considerado más débil, recibe una ventaja de varios juegos (handicap positivo) para compensar la diferencia de calidad respecto a su rival.

El handicap es tenido en cuenta a la hora de determinar el resultado final del partido únicamente a efectos de apuestas. Las apuestas hechas en beneficio del jugador que gana más juegos, una vez aplicado el handicap, son las que reciben el premio, sin importar qué jugador haya ganado efectivamente el encuentro.

Volvamos al partido que disputaron Rafael Nadal (1,448) y Andy Murray (3,040). El handicap se situó en -3,5 con 1,901 en probabilidades para Nadal, y en +3,5 con 2,010 para Murray. Y podían contemplarse tres escenarios:

  1. Si el partido finalizaba con victoria de Rafael Nadal por 6-3 y 7-6, las apuestas realizadas sobre este resultaban ganadoras, ya que los 3,5 juegos de diferencia adjudicados a Murray no eran suficientes para cambiar el resultado.
    Esto suele llamarse “cubrir el handicap” o “covering the handicap”.
    Nadal ganó trece juegos y Murray, nueve, por lo que, aplicando el handicap, el resultado queda 13 a 12,5.
    Un jugador que hubiera apostado por Nadal, necesitaba que este ganara por cuatro juegos de diferencia a Murray, y al contrario, alguien que hubiera apostado por este último, hubiera necesitado que Murray perdiera por una diferencia no mayor a tres juegos.
     
  2. En este escenario, el resultado favorecía también a Nadal con unos parciales de 6-3, 2-6 y 6-4. El español gana y pasa a la siguiente ronda.
    Las apuestas a ganador sobre Rafael Nadal resultaron premiadas; sin embargo, las apuestas de handicap dieron ganador a Murray, ya que los 3,5 juegos que se le adjudicaron de partida, fueron suficientes para inclinar la balanza a su favor.
    Nadal ganó un total de 14 juegos, mientras que Murray ganó un total de 16,5, una vez aplicado el handicap. O sea, Nadal no pudo cubrir los 3,5 juegos de desventaja con Murray. 
  3. Como ya se ha mencionado, el resultado del partido no tiene porqué coincidir con el resultado de las apuestas, baste el ejemplo anterior para demostrarlo.
    Veamos ahora otro escenario similar de lo que estamos diciendo: Nadal es derrotado por Murray con el siguiente marcador, 6-7, 6-0 y 6-7, pero aun así, Nadal sale vencedor en las apuestas, ya que cubre el handicap al conseguir 18 juegos, mientras Murray solo consigue 17,5 (14+3,5).
  4. He aquí una paradoja de las apuestas basadas en handicap, en la que un jugador que apostó por el perdedor del encuentro termina ganando la apuesta.

En caso de que se aplique un handicap por un número entero de juegos (5, por ejemplo), el resultado final, una vez aplicado, puede concluir en empate, ya que ambos jugadores podrían conseguir el mismo número de juegos.

En tal caso, se cancelan las apuestas y se devuelve a los apostantes el dinero apostado, ya que no hay un vencedor final.

Una forma de jugar en baloncesto: Apuestas paralelas o prop bets

Una de las formas más interesantes de apostar en el mundo deportivo son las llamadas ?apuestas paralelas?, más conocidas por todo el mundo como “prop bets”. Las prop bets suponen una forma diferente de hacer apuestas, y no dependen del resultado de un partido, del marcador total o del equipo ganador.

Las prop bets son más bien una forma de “jugar” dentro del propio partido. Por ejemplo, una apuesta acerca de quién marcará primero cinco puntos en un partido de las series finales de la NBA, o qué jugador cometerá la primera pérdida de balón.

La mayoría de los sitios de apuestas ofrecen alguna apuesta de este estilo, sin embargo, varían bastante de unos sitios a otros.

Apuestas paralelas en baloncesto

Hay muchas formas diferentes de plantear prop bets durante un encuentro de baloncesto. Sitios como Bet365 ofrecen apuestas sobre cosas tales como tiros libres, canastas desde la línea de tres puntos o anotaciones totales de un jugador contra otro.

Y se pueden ver cosas como las siguientes:

Chris Bosh (Raptors) Puntos Totales? Debe salir como titular

  • Over 24 (even)
  • Under 24 (-130)

Esta apuesta paga 1 a 1 el hecho de que Bosh marque más de 24 puntos durante el partido. Si un apostante piensa que Bosh anotará menos de de 24 tantos, deberá arriesgar 130€para ganar 100€.

La apuesta mínima en prop bets suele ser de 5€. Los jugadores elegidos para esta clase de apuestas suelen ser titulares bien conocidos por el público. Para que la apuesta sea oficial, el jugador señalado debe saltar a la cancha como titular.

Pueden darse apuestas interesantes, como por ejemplo, apostar si Ray Allen fallará algún tiro libre en su próximo partido (debe hacer al menos un intento, en otro caso se declara push y se devuelven las apuestas).

Otras apuestas interesantes incluyen número total de puntos, rebotes o asistencias que ciertos jugadores acumularán durante el partido.

Por ejemplo:

Richard Jefferson (Bucks) Puntos Totales+Rebotes+Asistencias? Debe salir como Titular

  • Over 29,5 (-105)
  • Under 29,5 (-125)

Además de esta clase de apuestas, los apostantes pueden decantarse por apostar en base a estadísticas, como por ejemplo, cuál será el primer equipo del partido en marcar:

(ATL vs. TOR) (7:05pm EST) Primer equipo en marcar en este partido

  • Atlanta Hawks (-115)
  • Toronto Raptors (-115)

Por lo tanto, si un jugador apostó 115€ a que los Raptors anotarían primero (como así sucedió), se habrá llevado a casa un beneficio de 100€ gracias a su apuesta.

Esta clase de apuestas son claramente a “cara o cruz” y se hace extremadamente difícil acabar ganando dinero a largo plazo con ellas, así que, debemos estar muy seguros de lo que estamos haciendo. Hay otras apuestas similares, por ejemplo ¿qué equipo anotará en primer lugar diez o veinte puntos durante el partido?

Por último, las prop bets sobre equipos al completo pueden ofrecer una forma de apuestas menos arriesgadas. Los apostantes pueden apostar acerca de qué equipo irá ganando al descanso o qué equipo se llevará el partido al final.

En este sentido, se parecen mucho al parlay, pero mejor pagadas si se juegan correctamente. Aquí vemos un ejemplo de probabilidades en un partido Atlanta – Toronto:

¿Qué equipo irá ganando al descanso y qué equipo ganará finalmente? El partido debe tener 43 minutos de juego real, sin tener en cuenta los tiempos muertos:

  • ATL/ATL — 7/5
  • Tie/ATL — 18/1
  • TOR/ATL — 5/1
  • ATL/TOR — 5/1
  • Tie/TOR — 18/1
  • TOR/TOR ? 17/10

Para aquellos que no estén familiarizados con las fracciones, el número de la izquierda representa la cantidad en Euros que ganará el jugador si apuesta la cantidad que aparece a la derecha de la fracción.

En la primera línea aparece ATL/ATL 7/5, lo que quiere decir que si un apostante mete 5€, se llevará 7€ si Atlanta gana al descanso y al final. El empate al descanso se paga mucho más: 18€ por 1€ apostado.

Los apostantes deben tener en cuenta que pagarán un extra en las prop bets. Mientras la mayoría de apuestas son ofrecidas con una relación de -110, las prop bets cargan al jugador con una cantidad extra, lo que significa que el apostante debe tener aún más cuidado a la hora de realizar sus apuestas para obtener el mismo dinero a largo plazo.

Las prop bets pueden llegar a ser muy divertidas, asegúrese simplemente de que apuesta siempre de forma coherente.

Artículo redactado por Rapstor traducido por Centroapuesta.

Apuestas en Tenis: Al Ganador

Con el ATP Tour y el WTA Tour, los torneos de tenis tienen lugar prácticamente durante todo el año entre enero y noviembre; por eso no sorprende que la mayoría de casas de apuestas deportivas, si no todas, estén ofreciendo un rango completo de apuestas para cada partido.

 

La mayor parte de los apostantes realizan sus apuestas en esta modalidad, ya que es la forma más simple de iniciarse en el juego. En este caso, el apostante decide qué jugador vencerá al rival y pasará a siguiente ronda.

 

Tomemos como ejemplo un partido disputado entre Rafael Nadal (1,448) y Andy Murray (3,040). Si un apostante se juega 100£ por Rafael Nadal como ganador, obtendrá finalmente 144,80£, incluyendo su apuesta inicial, y el beneficio final será de 44,80£. Si Nadal pierde, el apostante pierde también lo jugado. De forma similar, si el apostante se hubiera jugado 100£ por Andy Murray, habría recibido 304£, con un beneficio neto final de 204£ en caso de victoria de este.

 

Lógicamente, nuestro apostante ganará menos si apuesta por el favorito que si lo hace por su rival. Las casas de apuestas en línea tienen distintas reglas a propósito de cómo configuran las apuestas para partidos de tenis en caso de que uno de los dos contendientes se retire del partido. Es importante para el apostante conocer dichas reglas antes de jugarse el dinero, y acudir a los sitios que tengan una política correcta en este tipo de aspectos.

Money Line: basta con averiguar al vencedor

Para los recién llegados al mundo de las apuestas deportivas, la opción “money line” (apuestas en linea) puede parecer un poco agresiva, pero una vez conocidos sus secretos, llegará a resultar tan sencilla, si no más, que la opción “point spread” (diferencial por puntos). Mientras que esta última opción se refiere a qué equipo ganará el encuentro y por cuánta diferencia de puntos, en money line basta con averiguar el vencedor.

La mejor manera de explicar en qué consiste money line es mostrando un ejemplo, así que plantearemos aquí un hipotético partido de béisbol entre los Cubs y los Dodgers. Al dirigirse a la tabla de probabilidades del encuentro, el apostante se encontrará con algo parecido a lo siguiente:

  • Chicago Cubs +120
  • Los Angeles Dodgers -130

En nuestro ejemplo, los Dodgers son el equipo favorito, lo que se refleja en el signo “-” escrito justo antes del “130”, mientras que los Cubs aparecen como perdedores, lo que se señala con un signo “+” antes del “120”.

El significado de estos signos es el siguiente: aquellos que deseen apostar por los Dodgers deberán arriesgar 130€ para ganar 100€, mientras que aquellos que prefieran apostar por la “víctima”, los Cubs, deberán arriesgar 100€ para ganar 120€.

Es importante hacer notar que aunque la tabla muestra las apuestas en bloques de 100€, no es necesario que el apostante se juegue dicha cantidad. Puede apostar cantidades menores, como 5€ o 10€; también puede apostar 100€ o cantidades superiores.

Entendiendo el moneyline

Cuándo se utiliza Money Line

Money Line suele ser utilizado en aquellos partidos en los que point spread (diferencial de puntos) es irrelevante, como es el caso del boxeo, el tenis o las carreras de automóviles. También se utiliza para apuestas de béisbol, hockey o fútbol, deportes en los que los márgenes de victoria son tan estrechos que es prácticamente imposible emitir un point spread para dichos partidos.

La diferencia en las apuestas aumenta a medida que uno de los dos equipos va destacándose sobre el otro. Por ejemplo, si los Yankees hubieran jugado contra los Devil Rays, podríamos haber visto apuestas del siguiente tipo:

  • Tampa Bay Devil Rays +190
  • New York Yankees -220

En tal caso, un apostante inclinado por los Yankees, debería haber arriesgado 220€ para ganar 100€, mientras que aquellos que se hubieran decantado por los Tampa Bay, tendrían que apostar 100€ para ganar 190€.

La diferencia en la valoración de ambos conjuntos seguiría aumentando a medida que se incrementa la disparidad entre el favorito y su víctima. En un combate de boxeo, no sería raro ver apuestas del tipo:

  • Joe Louis -700
  • Ray Leonard +550

En este ejemplo, aquellos que apostaron por Joe Louis arriesgaban 700€ para ganar 100€, mientras que los que apoyaban a Ray Leonard arriesgaban 100€ para ganar 550€.

La razón por la que hay tantas diferencias en las posibilidades concedidas a cada contendiente, se basa en que las casas de apuestas normalmente solo ganan dinero cuando vence aquel que teóricamente tiene menos probabilidades.

En point spread, el corredor de apuestas espera obtener una cantidad de dinero similar en ambos lados de la apuesta, lo cual le garantiza un beneficio.

En el caso de money line, el corredor percibe que hay más gente apostando de un lado que del otro, y a lo único que puede aspirar es a obtener suficiente dinero del lado de la posible víctima para cubrir las más que posibles pérdidas que tendrá por el lado del favorito.

Usando el combate Louis-Leonard como ejemplo, los corredores saben de antemano que la mayoría de los apostantes se decantarán por Louis, ya que sus posibilidades de victoria son mucho mayores que las de Leonard.

Si la cantidad total apostada por Louis fuera de 14.000€, los corredores deberían esperar, al menos, recoger apuestas por Leonard de 2.000€. De esta forma, mientras el dinero apostado en ambos boxeadores sea tan diferente, los corredores aspiran a tener cubiertas las apuestas del favorito.

Siguiendo con el ejemplo, si Louis hubiera ganado, como era de esperar, el corredor de apuestas tomará los 2.000€ de los que apostaron por Leonard para pagar a los ganadores, mientras que si Leonard hubiera resultado vencedor de la pelea, el corredor utilizará 11.000€ de los 14.000€ apostados por Louis para pagar a los que apostaron por Leonard y se embolsará los 3.000€ restantes como beneficio.

Otros usos de Money Line

Esta opción es ofrecida, generalmente, en todos los eventos deportivos, incluso en aquéllos en que se utiliza point spread habitualmente, como fútbol americano o baloncesto. Mientras estudia las posibilidades del diferencial de puntos en point spread, el apostante siempre puede decidirse por una apuesta simple en money line.

Entendiendo qué es el Point Spread o diferencial

Como recién llegado al mundo de las apuestas del fútbol americano y el baloncesto, un apostante debe adquirir conocimientos sólidos acerca del point spread (diferencial de puntos) si quiere llegar a alcanzar beneficios algún día.

El Point Diferencial o Spread en las apuestas en los deportes americanos

El point spread no es otra cosa que un hándicap (desventaja) asignado a un equipo con el único propósito de equilibrar la apuesta y conceder a ambos conjuntos las mismas oportunidades de cara a los apostantes.

¿Cómo funciona Point Spread?

Cuando dos equipos se enfrentan en el campo de fútbol o en la cancha de baloncesto, uno de ellos suele estar en mejor forma que el otro o es mejor que el otro. Si los aficionados tuvieran que elegir al equipo ganador, todos ellos apostarían simplemente por el mejor para ganarse un dinero.

El point spread es utilizado en las apuestas baloncesto de NBA y NCAA

Veamos un ejemplo de la segunda semana de la temporada 2007 de la NFL. Los Atlanta Falcons visitaban a los Jacksonville Jaguars, y había pocas dudas acerca de que estos últimos eran los favoritos para ganar el partido, por lo que prácticamente todos los apostantes se habrían decantado por los Jaguars.

Lo que, en este caso, hicieron las casas online y los establecimientos de apuestas, fue publicar un point spread con el fin de igualar las posibilidades de ambos equipos y hacerlos igual de atractivos a ojos de los apostantes.

Jacksonville fue nominado como favorito con diez puntos de diferencia sobre Atlanta, lo que en la jerga de las apuestas se anota como Jacksonville -10. Y Atlanta, la víctima, quedó como Atlanta +10.

El hecho de apostar por los Jaguars, significa que estos deberán ganar el partido por once tantos de diferencia, o más, para poder hacernos con nuestro premio. Deberemos restar diez tantos al resultado final para saber si hemos ganado o no. Por ejemplo, si los Jaguars vencen por 24-13, habremos ganado nuestra apuesta; pero si vencen 23-14, habremos perdido, ya que la diferencia es inferior a diez tantos.

Si apostamos por los Atlanta Falcons, ganaremos la apuesta si estos ganan el partido o pierden por nueve tantos o menos. En este caso, para descubrir si hemos ganado o no, tendremos que añadir diez tantos a Atlanta en el marcador final del encuentro.

En caso de que los Jaguars se lleven el partido por diez tantos de diferencia, la cosa queda en empate, nadie gana ni pierde, y se devuelve a cada jugador lo apostado.

Finalmente, Jacksonvile derrotó a Atlanta, como todo el mundo esperaba, pero falló a la hora de cubrir el point spread, ya que venció con un marcador de 13-7, es decir, menos de once puntos de diferencia.

Artículo redactado por Allen Moody y traducido al español por Centroapuesta* 

Entendiendo los totales (over/under) en las apuestas deportivas

Muchos jugadores de apuestas deportivas creen que apostar o/u (over/under) es más fácil que tratar de adivinar el ganador de un partido. Las casas de apuestas on line, tienden a darles la razón presentando líneas de apuestas más pequeñas que cuando proponen apuestas directas a ganador, ya sea en la modalidad Money Line o en la modalidad Point Spreads.

Over/unders (o/u), más conocida también como Totales, es un tipo de apuesta en la que el jugador decide si el resultado final de un partido estará por encima o por debajo del resultado total propuesto por la casa. El ganador es aquel que acierta si el marcador total final estará por encima o por debajo de dicha cifra. Así de sencillo.

Imaginemos que los New York Jets juegan contra los Miami Dolphins y el marcador total propuesto por la casa es de 40. El jugador gana si ha apostado over y el marcador total final queda por encima de dicha cifra. Si los Dolphins ganan 24-17, el jugador habrá ganado su apuesta.

Si quedan 24-14, habrá perdido, ya que el marcador total combinado es de 38 puntos. Si el resultado total final es exactamente 40, se declara empate, también conocido como “push” o “tie”, y se devuelve el dinero al apostante.

Totales, over/under

Totales (o/u) en fútbol y baloncesto

Al apostar en la modalidad de Totales en fútbol americano y baloncesto, el jugador arriesga 11€ para ganar 10€, igual que si apostara en la modalidad Point Spread. Si la casa consigue que los jugadores apuesten una cantidad igual para el over que para el under, se garantiza una cantidad de dinero sin importar el resultado final.

La mayoría de partidos de la NFL se mueven en un rango de entre 32 y 52 puntos totales, con una media que ronda los 41 puntos. Si se enfrentan dos equipos de alta poder anotador y defensas de baja calidad, el total puede estar por encima de dicha cifra. En ocasiones se da el caso de que dos buenos equipos en defensa, jugando bajo malas condiciones climatológicas, quedan por debajo de 32, pero no sucede con frecuencia.

Los marcadores totales de las ligas universitarias pueden ser incluso más altos, ya que algunos equipos tienen buenos bloques atacantes y defensas de baja calidad. Se llegan a alcanzar rangos de anotación total superiores a 70 puntos.

Cuando una casa on line acepta una apuesta máxima en fútbol americano, tratará de ajustar la cifra propuesta en 0,5 puntos, en un esfuerzo por atraer apuestas sobre el otro lado, aunque esto queda a elección de la casa, que puede decidir mover la cifra un punto completo o no moverla en absoluto.

En baloncesto se trabaja de la misma forma que en fútbol americano, el apostante arriesga 11€ para ganar 10€. Naturalmente, las cifras son mucho mayores, ya que se anotan muchos más puntos en un partido de baloncesto que en un partido de fútbol americano. Los marcadores totales pueden oscilar entre los 120 puntos de un partido de la NCAA y los 200 para un partido de la NBA.

Cuando la casa acepta una apuesta máxima para un partido de baloncesto, intentará ajustar la cifra propuesta moviéndola 1,5 puntos, tratando de atraer apostantes hacia el otro lado. Por ejemplo: si la cifra propuesta para un partido entre los New York Knicks y los New Jersey Nets es 190, y un jugador apuesta 500€ a over, lo que muy bien podría ser la máxima apuesta permitida en una casa, éste puede decidir elevar a 191,5 la cifra propuesta, en un intento de atraer gente para apostar dinero en under.

Los totales para béisbol y hockey se basan en el mismo principio que el fútbol americano o el baloncesto: las casas on line proponen una cifra sobre la que el jugador puede decidir apostar por encima (over) o por debajo (under). Pero hay una diferencia esencial, que estriba en la cantidad de dinero que el jugador debe apostar para ganar 100€.

A pesar de que los marcadores en béisbol y hockey son mucho más bajos que en fútbol americano o baloncesto, las casas son reacios a cambiar el marcador total, prefiriendo en su lugar ajustar las probabilidades. Ejemplo: Si la cifra over/under propuesta para un partido entre los Dodgers y los Giants es 9 y un jugador apuesta 500€ a over, las casas difícilmente subirá la cifra a 9,5. En su lugar, obligará a los jugadores que quieran apostar over a arriesgar 120€ para ganar 100€, y quedará reflejado como 1.83 en el cuadro de apuestas. Aquellos que deseen jugar under deberían apostar por 2.00, ya que esta modalidad permite usar una diferencia de 0,2, conocida también como 20 céntimos.

Si la gente continúa apostando en over, la casa seguirá ajustando al alza las apuestas y, eventualmente, los jugadores deberán arriesgar 145€ para ganar 100€ (o sea, 1.69). En este caso, un apostante en under, deberá arriesgar 100€ para ganar 125€. La casa siempre tratará de subir las apuestas antes de mover el número propuesto, que en este caso sería de 9,5.

Las apuestas over/under constituyen otra manera de dar emoción al juego, de ahí que en muchas ocasiones ofrezcan premios más atractivos que los ofrecidos por apostar a ganador. Muchos apostantes rigurosos prefieren concentrar sus esfuerzos en esta modalidad, creyendo que es más fácil hacer dinero que en las modalidades de spread.

Ahora que ya conoce algo más sobre los over/unders, se encuentra más cerca de llegar a experimentar la aventura “total” que supone entrar en el mundo de las apuesta deportivas.