Ejecutivos de la casa de apuestas bet365 anunciaron que dicha empresa se encuentra en el proceso de solicitud de una licencia con miras de operar en algunos territorios de Australia.
«Puedo confirmar que estamos encaminados a obtener el permiso para prestar nuestros servicios en el Territorio Norte de Australia”, indicó Denise Coates, director abjunto de Bet365.

«Una vez que se ha entregado la documentación requerida, las autoridades reguladoras han tenido la oportunidad de considerarla, y ahora sólo nos queda esperar por la aprobación”, añadió Coates.

Si el regulador australiano aprueba a bet365, esta crearía una compañía que podría iniciar sus operaciones para el mes de noviembre. Esta sería su primera licencia de apuestas deportivas fuera del Reino Unido.

Bet365 emplea alrededor de 1.400 personas en Stoke, además posee una oficina en Gibraltar con más de 100 personas, con la autorización de ofrecer servicios de casino, póker y operaciones de bingo.