La aprobación por parte del gobierno ucraniano de una ley que prohíbe a las Casas de apuestas operar dentro de los límites de las ciudades, pueblos y aldeas, ha provocado importantes discusiones en dicho país ante las repercusiones que estas medidas podrían provocar.
Estos debates que se han estado ejecutando mayormente en los medios de comunicación, se han expuestos los grandes peligros que puede representar esta nueva legislación para economía de Ucrania, como el despido de alrededor de 200 mil personas vinculadas directamente al sector.

Además el mes pasado cerca de 5 mil personas de diversas partes de Ucrania se pronunció en contra de una prohibición apresurada de estas actividades.

La iniciativa de este nuevo código surgió en respuesta al incendio ocurrido en una consola de videojuegos en Dnipropetrovsk el pasado 7 mayo, dando como resultado la muerte de nueve personas.