Resultados sospechosos de partidos de la segunda división del fútbol inglés, ha provocado que la Federación que rige este deporte en dicho país, abriera una investigación por el posible arreglo de estos compromisos.
Las denuncias son por el partido realizado el pasado 4 de octubre entre el Derby y el Norwich, con un resultado de 1-2. Según algunas versiones el encuentro había sido manipulado por personas relacionadas con el mundo de las apuestas en Asia.

A pesar de las indagaciones iniciadas por la FA, ya algunos miembros del parlamento inglés han comenzado hacer preguntas respectos a estas acusaciones.

«Cuando algo así entra en nuestro deporte, se destruye todo porque se pierde la confianza», manifestó Norman Lamb, un abonado al Norwich, quien además agregó en una declaraciones a la cadena BBC, que la FA debe investigar este asunto con carácter de urgencia.