La crisis en los mercados de valores a nivel internacional al parecer no le va hacer mella al negocio de las apuestas, principalmente el online, ya que se prevé un fuerte crecimiento del sector para el año que viene.
Según un informe del Betting & Gaming Consultants (GBGC) sobre el mercado mundial de los juegos de azar, se pronostica una mala temporada para la mayoría de las empresas de los distintos sectores de juego offline o terrestre radicados en Europa y los Estados Unidos, a excepción de Asia.

A pesar de ello, este crecerá de los 345 mil millones dólares en el 2007 a los 433 mil millones dólares en el 2012.

“La desaceleración en EEUU golpeará los bolsillos de los estadounidenses, y Las Vegas se resentirán de ese efecto, de los altos costes del carburante y de una dependencia a un sistema de transporte aéreo y por carretera. EEUU no ha invertido lo suficiente en el ferrocarril de alta velocidad y ni en resorts o destinos turísticos”, expresó el director ejecutivo de de GBGC, Warwick Bartlett.

Por lado la actual recesión económica junto con los altos costes de energía, el abaratamiento de la conexión a internet de banda ancha y la prohibición de fumar en todos los locales de juego en la mayoría de los países del mundo, han creado el escenario perfecto para un aumento en las apuestas vía Internet.