El Real Madrid podría verse en la obligación de cambiar de patrocinador, debido a las informaciones que acusan a las autoridades de la casa de apuestas Bwin, de utilizar métodos mafiosos para vigilar y actuar en contra de sus competidores en Austria.

Según la revista austríaca ‘Profil’, también se le atribuye un intento de soborno a funcionarios turcos con el fin de obtener una licencia en ese país.

Algunas fuentes cercanas al equipo han confirmado que el Madrid ya está en conversaciones con patrocinadores alternativos, mayormente importantes entidades bancarias europeas.

Bwin es una de las empresas lideres en el negocio de las apuestas online, siendo sus mayores accionistas Manfred Bodner, Norbert Teufleberger y Simon Bols, los tres residentes en la Costa del Sol, en la zona de Sotogrande, muy cerca de Gibraltar.