EFE LONDRES.- Las acciones de compañías de apuestas en Internet, que cotizan fundamentalmente en Londres, han perdido ya en lo que va de sesión más de la mitad de su valor. ¿La razón? Una propuesta de Ley aprobada en el Congreso estadounidense para ilegalizar este tipo de actividades a través de la Red. Las acciones de Partybets, una de las más conocidas, caen más de un 50%.
No es la única: 888 se desplomaba un 37% y Miapuesta.com, un 59%.

“Todas ellas obtienen una parte sustancial de sus ingresos de los jugadores en Estados Unidos y esto va rebajar sus proyecciones [de ganancias]”, señaló un operador. “Nadie sabe cuánto va afectar a las compañías, pero hay que ser valiente para entrar ahora en estos valores”, precisó.

La industria de apuestas por Internet factura globalmente alrededor de 12.000 millones de dólares y más de tres cuartas partes de los ingresos de Partybets.com y dos tercios de los de Miapuesta.com proceden de Estados Unidos.

Partybets.com dijo que suspenderá todas sus actividades de juego con “dinero real” en EEUU si el presidente George W. Bush sanciona la propuesta de Ley con la que pretende evitar cualquier tipo de juegos de azar y apuestas a través de Internet con la prohibición de usar tarjetas de crédito, cheques y giros electrónicos para hacer apuestas por la Red.