Juristas expertos en legislaciones internacionales, han pronosticado que las restricciones europeas a las apuestas desde otros países, pueden desaparecer debido al gran auge de los negocios de juegos de azar en línea, tales como el póquer, entre otros.

A pesar de que la Unión Europea posee leyes que permiten el comercio fronterizo de las compañías de apuestas, muchos estados de manera independiente han impedido el libre desenvolvimiento de esta práctica, según sus críticos con la intención de proteger sus propias loterías estatales.

“Ya no es un caso de voluntad sino más una cuestión de tiempo, las barreras caerán”, expreso Ewout Keuleers, abogado del Colegio de Abogados de Bruselas, el pasado miércoles en la Conferencia de Leyes de Apuestas.

Asimismo Keuleers explicó que en dos o tres años, una parte del mercado se abrirá hacia nuevas formas de apuestas más aceptables socialmente como las apuestas deportivas.

Actualmente según este experto el póquer se ha convertido en una gran fuente de dinero para las compañías de apuestas a través de Internet, el cual se estima entre 7.000 millones y 12.000 millones de dólares al año, creciendo en un 20 por ciento anualmente.