La firma de apuesta británica Betfair mantiene un ritmo de crecimiento constante desde su fundación en el año 2000, con una taza de alrededor 30 por ciento a nivel mundial, siendo España uno de sus principales mercados, donde tan solo el año pasado obtuvo un incremento en las ventas en más de un 150 por ciento.
Muestra de ello es que en el partido final del torneo de Wimbledon el pasado 8 de julio, entre Rafael Nadal y Roger Federer, empresa recaudó la suma de 45 millones de euros en apuestas cruzadas.

Asimismo recibió 12.000 órdenes por minuto y realizó en total más de 3 millones de transacciones, que abarcaron desde quién sería el ganador de la final hasta qué jugador se haría con el siguiente juego.

Otros eventos deportivos importantes para betfair, fue el partido de F.C. Barcelona y Real Madrid, que tuvo como resultado un empate a tres goles, movió 15 millones de euros, en 35.000 apuestas. Además el Tour de Francia, en ciclismo, y la Copa América de fútbol, fueron torneos muy populares durante esas fechas.