19 de mayo de 2006 – ¿Y si en el mayor intercambio de valores del mundo no cotizase ninguna empresa? Pues ese parece ser el caso. La empresa inglesa The Sporting Exchange Betfair, es hoy en día el intercambio de valores más activo del mundo. En la Bolsa de valores deportivos, 400.000 usuarios de decenas de países compran y venden resultados, marcadores, y goles como si de acciones se tratase.
Cada día se cruzan en Betfair en torno a tres millones de operaciones, unas 12.000 por minuto en horas de máxima actividad. Para garantizar el buen funcionamiento de los engranages tecnológicos detrás de este gigante de las apuestas, la compañía cuenta con un equipo de cerca de 150 ingenieros en sus oficinas de Londres, donde tienen su sede. Y más de quinientos empleados en total.

TRANSPARENCIA

En su empeño por jugar limpio, Betfair no sólo ha fijado su residencia en la capital inglesa (donde pagan muchos más impuestos que empresas afincadas en paraísos fiscales), sino que además no acepta usuarios de países en los que las apuestas por internet son ilegales, casos de Estados Unidos, Japón, o China, a pesar de que posicionarse rápidamente en esos mercados podría suponer una ventaja estratégica importante. Como contrapartida, la empresa ha logrado grangearse una imagen muy favorable tanto entre los apostantes como fuera del sector, adjudicándose varios premios de enorme reconocimiento, como el Premio de la Reina («Queen´s award») a la mejor Empresa en la categoría de innovación, y contratos en exclusiva como el recientemente cerrado con la americana Pay Pal (filial de pagos de eBay), que sólo acepta transacciones de los usuarios de Betfair.com

Otra de las iniciativas más innovadoras, y que ha cambiado para siempre el mundo de las apuestas, son los memorandums de mutuo entendimiento firmados con instituciones deportivas como la asociación de jockeys de inglaterra o diversas federaciones deportivas, gracias a los cuales se han descubierto en los últimos años varios casos de corrupción.

Además de las evidentes ventajas para el deporte, en términos de transparencia y fiabilidad, los usuarios obtienen mucho mejor valor en un intercambio de apuestas que en las casas tradicionales, con cuotas hasta un 20% mejores de media, como resultado de eliminar los márgenes de beneficio que las casas aplican a las cuotas para garantizarse ganancias a largo plazo. Y por si fuera poco, la capacidad de elección se multiplica. Al no haber casa de apuestas, son los propios usuarios los que apuestan entre ellos: a favor y en contra.

Apostar a favor es realizar una apuesta en la forma tradicional. Apostar en contra supone tomar la parte que tradicionalmente han tomado las casas de apuestas. 100 años de beneficios continuados no pueden ser mala señal, hay valor en las apuestas en contra, incluso eliminando los márgenes de beneficio, escoger lo que no va a suceder entre tres o más posibles resultados es más fácil que escoger lo que va a ocurrir.

LA GRAN REVOLUCIÓN: GANAR SIEMPRE

Pero sin lugar a dudas, lo más revolucionario del sistema de apuestas de Betfair, es la posibilidad de hacer apuestas que ganen siempre: el greenbook. Dado que no apostamos contra la empresa, y que el intercambio sólo obtiene beneficios de los usuarios ganadores, en Betfair es posible hacer apuestas que siempre resulten ganadoras. El secreto tiene su origen, cómo no, en la Bolsa: Siguiendo la máxima comprar barato, y vender caro. Los precios (llamados cuotas) de Betfair evolucionan en tiempo real, segundo a segundo durante el transcurso de los eventos, algo único en el sector, con lo que dependiendo del desarrollo del evento sobre el que estemos apostando, será posible comprar (apostar a favor) y vender (apostar en contra) a distintos precios garantizándonos unas ganancias.

Existen multitud de estrategias para practicar el trading de forma exitosa en Betfair, algunas de ellas tomadas directamente de los brokers londinenses, que comenzaron a aplicarlas al intercambio de apuestas al nacer este, otras desarrolladas por usuarios del intercambio tras observar las reacciones de los distintos mercados ante diversos estímulos.

Si quieres descubrir más, y unirte a la última moda entre los brokers de la city londinense, visita Betfair y únete a la revolución de las apuestas.