La firma de juegos de azar en línea betfair, ha sufrido la perdida de dos importantes ejecutivos, incluyendo el primer consejero delegado del sistema de intercambio de apuestas financieras LMAX, quien renuncia tan sólo cinco meses después del lanzamiento de la plataforma para inversores particulares.
Robin Osmond, quien también fue jefe de la banca de inversión global de Morgan Stanley, dejará la empresa con fin «buscar otras oportunidades en la ciudad», según un comunicado de LMAX.

Osmond será reemplazado por David Mercer con efecto inmediato, quien se convertirá en presidente ejecutivo interino de esta compañía de servicios que es en un 73,5 por ciento propiedad de betfair.

Igualmente se informó de la renuncia de Mathias Entenmann, jefe de productos y oficial de servicios de dicha casa. Además fungió como director de Betfair Reino Unido y encargado de operaciones globales supervisando de cerca la expansión de la empresa al mercado estadounidense.

«Entenmann ha tomado la decisión de retornar a Alemania con su familia», expresó un portavoz de betfair.