Stephen Burn se convertirá en el mayor ejecutivo de la casa de apuestas betfair en los Estados Unidos, después que Gerard Cunningham decidiera abandonar la empresa, tras el anuncio de un cambio de la estrategia en sus operaciones por parte de dicha firma sobre territorio estadounidense.
Burn deberá presentar informes de manera directa a Mathias Entenmann, director de intercambios de Betfair en el Reino Unido.

De su lado Ravi Keswani continuará ejecutando la ingeniería de equipos, la gestión de productos y asumir la responsabilidad de la oficina de San Francisco, bajo la supervisión directa de Tony McAlister, jefe de tecnología de Betfair en Londres.

La llegada de betfair a los Estados Unidos se produjo en el 2009, con la compra del servicio de apuestas y cadena de televisión enfocada a las carreras de caballos, TVG.

También Betfair encabezó una ronda de 5,5 millones de dólares, para la financiación de la aplicación de Watercooler, un desarrollador de comunidades de fans y juegos sociales que pretende tener más de 26 millones de usuarios para octubre del 2009.

En ese mismo mes igualmente se llegó a un acuerdo con Breeders ‘America’s Cup para que los clientes de betfair pudieran apostar directamente en EE.UU.