La NBA va con todo en cuanto a apuestas deportivas.

Se acaba de convertir en la primera liga profesional americana en llegar a un acuerdo con un casino y operador de apuestas. La MGM Resorts International será el primer socio oficial de la liga.

Las apuestas deportivas siguen siendo ilegales en gran parte de Estados Unidos. Pero en mayo la Corte Suprema permitió una manera para que los estados como Nevada puedan legalizar apuestas por primera vez. Eso ayudó en la rápida asociación entre la NBA y MGM.

El acuerdo le permitirá a MGM usar la fuente de datos oficial de la NBA para sus operaciones en apuestas deportivas junto al uso de los logos de la NBA y WNBA. El valor del acuerdo no ha sido revelado.

Jim Murren, Director General de MGM dijo que la asociación podría “revolucionar las apuestas deportivas en los Estados Unidos.” Él dijo que la base de datos y logos de la NBA le darán a los apostadores más confianza en la integridad de sus apuestas.

“Yo sé el valor de los datos. De tener la data oficial de la NBA para los apostadores alrededor del mundo es muy valioso.” dijo Murren.

La NBA y su comisionado Adam Silver han sido muy abiertos en cuanto al apoyo para legalizar las apuestas deportivas. En el caso de otros deportes, la NFL especialmente ha peleado por su expansión. Silver ha estado en favor de la legalización desde hace cuatro años.

MGM ya ha realizado arreglos comerciales con la NBA. Ha patrocinado las últimas dos NBA Summer League y es dueño de la WNBA’s Las Vegas Aces, quienes juegan en la MGM Resorts’ Mandalay Bay Events Center.

MGM Resorts será promovido a través activos digitales, incluyendo NBA TV, NBA.com, la app de NBA y en las redes sociales de la NBA. MGM Resorts promoverá a la NBA a través de sus plataformas de apuestas deportivas.

La asociación no es exclusiva, por lo tanto otros operadores de casinos pueden aún negociar por los mismos derechos para el uso de la data y logos de la NBA.

La ventaja que tiene MGM es la designación como sitio oficial de apuestas. El trato podría también ayudar a establecer el precio que los competidores tendrán que pagar.