Anurag Dilshit, co-fundador de la firma de apuestas Partybets, tendrá que pagar una multa de 250 mil dólares y pasar dos años en prisión, después declararse culpable de violar en los Estados Unidos el “Interstate Wire Act of 1961”, ley que condena el uso de las redes telefónicas para realizar apuestas.
Dilshit, quien reside en Gibraltar, fue acusado de usar el Internet para trasmitir jugadas a través de las líneas estadounidenses. Como presidente de Partybets durante los años 1997 y 2006, este impulsó la creación de software para empresas que ofrecían póker y juegos de casino en la red, a ciudadanos estadounidenses.

“He llegado a creer que (apuestas por Internet) son en realidad ilegales bajo las leyes de Estados Unidos”, manifestó Dakshit ante la corte del distrito sureste de la ciudad de Nueva York, quien además agregó “Estoy tomando la total responsabilidad de mis actos”.

Partybets abandonó el mercado estadounidense después que el gobierno de ese país prohibiera a las empresas extranjeras realizar actividades de apuestas online.