Apenas dos días después de anunciar la creación de una empresa de desarrollo de software en la India, betsson ha salido de uno de sus mercados existentes mediante la venta de su base de datos de Turquía, anunció la compañía a través de un comunicado.

Realm Entertainment, empresa con sede en Malta, adquirirá esta importante información de Betsson por 1,9 millones de euros (1,6 millones de libras), además firmará un acuerdo B2B de cinco años con el operador sueco, quien le proporcionara soluciones a su portal de juegos, una vez esta haya asegurado una licencia de juego en línea.

A pesar de salir de Turquía y debido al pacto con Realm Entertainment, Betsson deberá traducir a turco su portal de póker, casino y de apuestas deportivas, como también al Inglés, holandés, alemán, español y griego.

«Con esta nueva plataforma se podrá ofrecer un portal con una amplia gama de juegos, incluyendo una casa de apuestas de clase mundial con muchos potenciales clientes, la cual es parte de nuestra estrategia B2B.», expresó Ponto Lindwall, betsson CEO.

Con el alejamiento de Turquía y los avances en la India, Betsson está tratando de distanciarse de lo que Lindwall denomina «mercados normales en el hogar» como parte de la nueva visión de la empresa B2B.