Betsson sigue siendo insensible a los temores de la industria ante una ofensiva inminente sobre los pagos en línea en Noruega, a pesar de ser uno de los tres principales operadores de dicho país.
El jefe del Ejecutivo Betsson, Ponto Lindwall, puso de manifiesto que los países nórdicos siguen siendo el principal mercado de dicha casa, habiendo contribuido con más del 50 por ciento de los ingresos totales en el 2009, superando el 37 por ciento logrado en el resto de la Unión Europea, y menos del 13 por ciento en otros lugares.

Sin embargo Lindwall indicó que no están preocupados y que son optimistas sobre la represión de los pagos previstos en los juegos de azar en línea en Noruega.

“Aunque no está 100 por ciento claro lo que se verán afectados y cuándo, creo que es sólo una pequeña parte de los pagos lo que serán perjudicados. Todavía habrá maneras para que los clientes realicen sus pagos», expresó Lindwall.