Directivos de Bwin y Partybets negaron los insistentes rumores sobre la posible fusión de ambas empresas, operación que los convertiría en uno de los consorcios de apuestas en línea más importante del planeta.
Ejecutivos de Bwin han indicado que le gustaría formar parte de una consolidación del sector, y que por ello conversan de forma permanente con diferentes actores de la industria, pero afirmaron que no están en conversaciones avanzadas con Partybets.

La posible alianza con Bwin le daría a Party Gaming la plataforma que siempre ha buscado con miras de incursionar con éxito en el ámbito de las apuestas deportivas, experiencia que esperaba obtener cuando adquirió Gamebookers por 75 millones de libras en el 2006.

“Esta alianza es excepcionalmente estratégica de peso», indicó el corredor James Hollins, quien además agregó “PartyGaming y Bwin tienen redes de póker de cuarto y quinto a nivel mundial, y su unión les permitirá luchar de lleno en contra de los gigantes estadounidenses PokerStars y Full Tilt”.

La asociación Bwin y Partybets tendría un valor de alrededor de 2 mil millones libras.