Bwin.party continuará sus operaciones sobre territorio alemán, esto a pesar de considerar que el impuesto sobre el 5 por ciento al volumen de negocios que contempla la misma, no cumple con los requisitos de la legislación de la Unión Europea.

La introducción de esta nueva carga impositiva en el pasado mes de julio golpearon de manera importante las ganancias de la Bwin.party, entre 5 y 10 millones de euros antes de depreciación fiscal sobre intereses y amortización.

Esto ocurre a tan sólo dos meses que la empresa anunciara el pago de 33 millones de euros en impuestos atrasados a las autoridades españolas.

Durante la presentación del último informe financiero de Bwin.party la
mañana de hoy, se reveló que el 22 por ciento de los ingresos del operador se generaron en Alemania durante la primera mitad del año.