El grupo Bwin.party redujo en un 16 por ciento sus ingresos en dicho país europeo después que las autoridades germanas propusieran una apertura restrictivas para las apuestas deportivas sobre la base de un impuesto del 16,66%.
El mercado reaccionó negativamente al proyecto de ley que busca un «período de prueba» de cinco años para siete licencias de apuestas deportivas en Alemania, combinado con un impuesto sobre el volumen de negocios de 16,66%

Aproximadamente el 23% de los ingresos de bwin.Party en el 2010 fueron procedentes de Alemania.

«Esto va a enfrentar las críticas más lejos de la Comisión Europea por no cumplir con la legislación comunitaria.», expresó un portavoz de Bwin, quien agregó que si la propuesta de las autoridades del estado norteño de Schleswig-Holstein de un impuesto sobre los beneficios del 20% es aprobada por la Comisión Europea, esta no solicitaría una licencia.