Bruselas, 14 oct (EFE)- La empresa de apuestas por internet Bwin y la Liga portuguesa de fútbol pueden recurrir las multas que les impusieron las autoridades de Portugal si éstas no notificaron a la Comisión Europea la normativa sobre el monopolio de este tipo de apuestas, según el abogado general del Tribunal de Justicia.
Portugal concede el monopolio de las loterías y apuestas deportivas, incluidas las de internet, a la Santa Casa de Misericordia de Lisboa, un organismo con varios siglos de existencia y sin ánimo de lucro que financia asuntos de interés público.

De acuerdo con esa normativa, Bwin, una empresa con sede en Gibraltar, y la Liga portuguesa fueron multadas con 74.500 y 75.000 euros, respectivamente, por proponer apuestas por vía electrónica, sanciones que fueron recurridas ante la justicia portuguesa, que planteó una cuestión prejudicial al Tribunal Europeo.

El abogado general del Tribunal, en su análisis del caso, consideró que la normativa portuguesa que establece el monopolio puede ser conforme con el derecho comunitario bajo determinados requisitos.

Sin embargo, las autoridades portuguesas tenían que haber comunicado esta normativa a la Comisión Europea, por lo que, en caso de no haberlo hecho, no puede invocarse frente a Bwin y la Liga portuguesa y el juez nacional no debería aplicarla, según propone el abogado general.

Las conclusiones generales de los abogados son orientaciones jurídicas para los jueces del Tribunal de Justicia, que siguen esas recomendaciones en aproximadamente el 80 por ciento de los casos.
EFE rcf/ah