Partypoker, del grupo GVC Holdings ha mostrado su poderío financiero tras desvelar que ha obtenido en el último año unos beneficios de más de 1000 millones de euros. También ha reconocido su intención de absorber mediante compra a Ladbrokes Coral. 

Partypoker prepara la compra de Ladbrokes Coral

El poder actual del grupo GVC se explica con los siguientes tres datos:

  • Una oferta desorbitada de 5.3 mil millones de dólares para comprar Ladbrokes Coral.
  • Un año 2017 en que su crecimiento económico se sitúo en un 13 % respecto a 2016.
  • El grupo GVC, con sede en la Isla de Man posee otras cuatro casas de apuestas deportivas europeas, entre las que destacan nombres como bWin y Sportingbet.

Crecimiento de los ingresos en la industria del juego y  la apuestas deportivas

El responsable de que el grupo GVC haya aumentado drásticamente sus ingresos ha sido un cuarto trimestre muy sólido. Durante esta última etapa de 2017, los operadores relacionados con las apuestas deportivas experimentaron un crecimiento del 24 % y un 22 % más de ingresos netos en relación a los juegos de azar en general.

En un comunicado de prensa fechado a principios del mes de enero de este 2018 se confirmaba la impresionante tendencia a la alza del grupo empresarial y sus afiliados. Este crecimiento supone un golpe en la mesa ante sus competidores y toda una ostentación del poder actual de GVC.

El informe de ingresos de GVC es un anuncio inequívoco del poder de su marca, sí. Pero quieren ir un paso más allá con la compra de Ladbrokes Coral.

Para que este movimiento se pueda llevar a cabo, los accionistas deben votar a favor de él. Si esto sucede, la propuesta de GVC pasará a ser oficial y el pago se realizará en función de lo que estime y considere el FOBT del gobierno de Reino Unido.

El pago se reduciría a 4.2 mil millones de dólares en caso de que el gobierno de Reino Unido obligue a limitar la apuesta máxima en las máquinas de Labrokes Coral a 2 libras. Por otro lado, si el gobierno decide que lo mejor es reducir los stakes de 100 a 50 libras, el grupo GVC tendría que pagar en torno a 5.3 mil millones de dólares.

Una unión con precedentes positivos

El director ejecutivo de GVC, Kenneth Alexander, cree que el acuerdo supondría un antes y un después en el sector de los juegos de azar y apuestas deportivas online. «Hemos demostrado que somos capaces de invertir de forma fuerte, ofreciendo un crecimiento de primera línea.», ha afirmado Kenneth en el informe anual de la empresa. «La adquisición de Ladbrokes Coral Group supondría un paso de gigante para ambos, haciéndonos más fuertes a nivel internacional.».

Si la compra se lleva finalmente a cabo, GVC se colocaría en una posición de poder difícilmente igualable. En 2016 ya adquirió bWin, demostrando que este tipo de inversiones son altamente rentables. Este último movimiento resultaría en una fusión que daría mucho que hablar en el futuro tanto en Reino Unido como a nivel mundial.