Empleados afiliados al Sindicato de Trabajadores de Juegos de Azar (ALEARA), protestaron por el cierre de dos salas de juego localizadas en Puerto Madero, Buenos Aires, Argentina.
Esta es la segunda ocasión que se realiza este tipo de manifestaciones, la cual tiene como epicentro un enfrentamiento frontal entre este gremio y el Sindicato de Obreros Marítimos Unido (SOMU).

Según directivos de SOMU cerca de los 2.000 empleados de los Casino que pertenecen a ALEARA, deben a pasar a sus filas si desean volver a laborar.

ALEARA tiene como secretario general al diputado porteño del macrismo, Daniel Amoroso, mientras que el jefe de SUMO es Omar «Caballo» Suárez, alguien muy cercano a Hugo Moyano.